Reflector Style
Estás leyendo:
Equilibrium El monstruo que sí existe, la depresión infantil
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.
PUBLICIDAD

Equilibrium

El monstruo que sí existe, la depresión infantil

Si tu hijo tiene o no depresión, pero tu notas que alguna conducta está cambiando, te invito a que te acerques a él, no hagas suposiciones alarmantes…


Escrito por: Luvan Magazine
El monstruo que sí existe, la depresión infantil

Por: Psicóloga Berenice García, 19 de noviembre 2019.

Tu como madre siempre quieres lo mejor para tu hijo, buscas su bienestar, buena alimentación, que no le falte nada, que tenga un sano desarrollo, principalmente una madre desea que su hijo sea feliz, sin embargo, ¿qué sucede cuando ese fin de la felicidad no se está logrando? quizá te preguntes, ¿estaré fallando como mamá? ¿por qué mi hijo no sonríe como antes? ¿qué le podrá estar sucediendo que lo tenga tan triste?, si estas preguntas o algunas similares han pasado por tu cabeza, este artículo es para ti.

En primer lugar es importante saber que no existen sentimientos buenos o sentimientos malos, los sentimientos simplemente son parte de todo ser humano, existen y brotan en momentos específicos, por lo tanto no tiene nada de extraño que un niño esté triste, enojado, irritable o con bajo ánimo de vez en cuando, así como no es extraño que en un momento parezca estar muy feliz y al otro crea que algo que le está sucediendo es terrible, el niño está aprendiendo a conocer esos sentimientos y a expresarlos, y es ahí cuando los adultos le debemos servir de apoyo para que conozca la manera más sana de sacarlos a flote. Sin embargo, hay un fenómeno que nos puede llegar a preocupar, puesto que según las estadísticas 5 de cada 10 niños padecen de depresión, si, es una cifra alarmante que podría estar sucediendo en tu casa, por esto es importante estar informada y aprender a reconocer cuando tu pequeño podría estar pasando por esta situación.

El primer signo que nos puede ayudar a saber si tu hijo padece de depresión es la tristeza, más no por que esté triste una vez podemos creer que está deprimido, sin embargo una tristeza que se prolonga por semanas o incluso meses podría ser un síntoma, también podrías observar en esta conducta otros cambios de humor, que se critique por todo, que sea más exigente de lo normal o que parezca estar cansado todo el tiempo. Quizá también puedas notar que cosas que antes disfrutaba, como jugar con su juguete favorito, hacer ciertas actividades en la escuela, salir a jugar con sus mejores amigos, comer su comida favorita, entre otras cosas comienza a rechazarlas o a no hacerlas con el mismo esfuerzo o disposición. 

La depresión es diferente en cada persona y difícil de reconocer tanto en niños como en adultos, si tu crees que tu hijo podría estar pasando por depresión es importante ser diagnosticado por un profesional de la salud, no desesperes y no te culpes por lo que está pasando, lo mejor que puedes hacer en estos momentos es ser cercano a tu hijo, para que sepa que hay atención en él y también tu puedas conocerlo más y reconocer mejor sus síntomas, en esos momentos lo que necesita es el cariño y principalmente de sus padres para que juntos como familia puedan sobrellevar la situación.

Así que si tu hijo tiene o no depresión, pero tu notas que alguna conducta está cambiando, te invito a que te acerques a él, no hagas suposiciones alarmantes, los niños son más listos de lo que imaginamos y pueden hacernos saber lo que sienten, pero necesitan esa guía y esa mano de ayuda que tu le puedes brindar, te invito a que en esta semana pases un rato de calidad con tu familia, observes su conducta, te des a la tarea de conocerlo más y así tener mayor cercanía con ellos, juntos pueden prevenir y tratar una depresión con la ayuda adecuada, recuerda que una familia es un equipo y ese equipo debe trabajar unido en el amor.

¿QUÉ TEMA TE INTERESA?
NOTAS RELACIONADAS