Conoce nuestros sitios
Estás leyendo:
¡A Snorkelear!
Comparte
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.
PUBLICIDAD

Do-it

¡A Snorkelear!

El snorkeling no exige títulos, ni habilidades especiales o gran condición física; cualquier persona puede practicarlo sin problema alguno, no obstante, es necesaria la supervisión de una persona capacitada para practicarlo


Escrito por: Luvan Magazine
¡A Snorkelear!

Por: Alejandro Guerrero Romero.

El snorkeling no exige títulos, ni habilidades especiales o gran condición física; cualquier persona puede practicarlo sin problema alguno, no obstante, es necesaria la supervisión de una persona capacitada para practicarlo. Antes de realizarlo, es indispensable un óptimo estado del mar donde se vaya a practicar, debe ser totalmente seguro. Sabemos que en el océano existen circunstancias cambiantes, como la temporada, mareas, corrientes que pueden ser peligrosas. Recordemos que a pesar de ser una actividad sencilla y sin riesgo aparente, el océano es impredecible.

Lo más importante es que resulte cómodo y confortable para la persona que lo realiza.

CONSEJO IMPORTANTE

Protege la vida marina, recuerda que los arrecifes de coral son muy frágiles además de que todas las especies sienten estrés y miedo al notar tu presencia, no debes tocarlos, ni mucho menos sacarlos de su hábitat natural. ¡Respeta su ecosistema!

Al momento de realizar el snorkeling no olvides tu kit, lo más importante es que resulte cómodo y confortable, el equipo debe estar hecho de silicona para que se adapte perfectamente a tu rostro y boca y así evitar molestias.

¿Cómo practicarlo?

1. Es importante asegurarte que la máscara se amolde perfectamente a tu cara y disfrutar de una buena vista submarina.

2. Asegúrate de que el tubo por el que respiras funcione correctamente.

3. Evita las aguas turbias y sucias ya que la visión será mínima.

4. Procura ir siempre en grupo y no alejarte de los guías.

5. No utilices bloqueador solar. Dañan la vida marina y los arrecifes.

6. No saques nada del mar. La mayor parte de la vida marina es muy frágil y difícil de recuperarse.

7. De preferencia cuenta con conocimientos básicos de natación.