EMPALAGOSAS

VANIDAD1

 

Por Dra. Nadia Ocampo Psicoterapeuta Relacional

Fotografía: Eduardo Luna @Eduardo_Lua

Modelo Valeria Vásquez.

MUA: Helena Kato.

Styling: Beaumaris Santillán

Total Look: Eilean Orgánic Couture.

 Coloquialmente a alguien cursi se le conoce como una persona que muestra su afecto, amor, pasión y ternura, pero en exceso y resulta ser de mal gusto. A estas personas también las llamamos empalagosas.

Esto poco tiene que ver con la manera cómo define la Real Academia Española la palabra cursi:

“Una persona que pretende ser elegante y refinada sin conseguirlo”.

En otras palabras más simples, las acciones cursis, por más afecto que expresen, no logran hacer sentir cómodo a quien lo recibe y no es una característica que esté asociada directamente a ningún sexo. Hombres y mujeres podemos ser cursis por igual.

Todos deberíamos aprende a demostrar nuestro afecto.

¡Pero hacerlo nada tiene que ver con la cursilería! Hacer cosas cursis implica hacer sentir incómodo o invadido al otro con tu expresión de afecto. 

Por ejemplo: Invadir su espacio laboral o escolar llenándolo de notitas, globos, flores, peluches o mantas con mensajes visibles de amor.

Dedicarle canciones o cantarle en público.

VANIDAD2

Hacer comentarios tipo “a nuestros hijos los llamaremos como tú” cuando la relación está lejos de poder hacer planes a futuro.

Lo mismo si le muestras fotos de vestidos de novia, ¡cuando tienen un mes saliendo!

Ponerle apodos melosos. A muy pocas personas les agrada que los llamen pimpollos en público.

Celebrar las 24 horas que llevan juntos, la semana, etc. Las fechas especiales dejan de serlo cuando se vuelven rutina o existen demasiadas “ocasiones especiales”.

Llamar suegro o suegra a sus padres desde el primer día de conocerlos. ¡Demasiada intimidad fuera de tiempo es invasivo! si lo que quieres es conservar la relación y que no salga corriendo, entonces hazlo sentir querido y no atosigado.

preocúpate por investigar qué le gusta, cómo se siente querid@, qué tipo de expresiones de afecto prefiere, y jamás expreses tu amor basándote en lo que quieres recibir; no se vale mandar flores esperando recibir unas.

Consiente a tu pareja, ¡No empalagues!

Información de Contacto

LUVAN MAGAZINE

Datos de Contacto

Boletin de noticias