MUJERES CAPRICHOSAS

Por Dra. Nadia Ocampo

jhfkjahkjfah

Otro estereotipo de género que nos persigue a las mujeres es el de ser caprichosas y aceptémoslo, esa puede ser una característica de cualquier ser humano independientemente de su sexo. En los hombres, el ser caprichosos se equipara con ser tenaces.La terquedad masculina que con frecuencia se interpreta como una virtud en las mujeres es vista como una debilidad. Primero aclaremos que ser caprichosa no es sinónimo de ser intransigente, desconsiderada o irresponsable. Un capricho puede venir en mil formas pero ante todo, debe ser algo que nos llame poderosamente la atención. Pueden ser cosas insignificantes o banales como querer un labial de colección o perseguir otros objetivos, como lograr empatar agendas para las soñadas vacaciones en familia, cambiar de casa o alcanzar alguna meta laboral.

rgg

Ser una caprichosa eficaz requiere desarrollar por lo menos habilidades de observación y persuasión para salirse con la suya. ¿Has pensado en los pasos que sigues para conseguir un capricho?

Para que nos cumplan nuestros caprichos tenemos que:

1. Saber interpretar el estado de ánimo del otro.

2. Elegir el momento en el que podamos hablar de lo que queremos.

3. Convencer al otro de que lo que queremos es una necesidad o es lo mejor para nosotros como pareja; las mujeres no sólo actuamos por beneficio propio.

4. Una vez que vendimos la idea, con frecuencia es conveniente darle crédito al otro, algo así como hacerlo pensar que también fue su idea.

5. Cerrar el trato y todos contentos.
¿No se parece eso más a una excelente estrategia de ventas? Las abuelas decían que se atraen más moscas con miel que con hielo. ¡Tenían toda la razón! Así que si te consideras o los demás te creen caprichosa, ¡ya va siendo hora de evaluar si realmente estas desarrollando todo tu potencial!

Tener objetivos claros e ir por ellos es una gran cualidad.



Información de Contacto

LUVAN MAGAZINE

Datos de Contacto