RELACIONES SIN ORGASMOS

 Imagen relacionada

El orgasmo es como el chocolate, cuando tratas de explicarle a alguien el sabor, no puedes describírselo, tienen que probarlo por sí mismos.

Jamás podría imaginar una vida sin orgasmos, no hay cosa más deliciosa y placentera. Pero jamás pensaría que todo lo que viene antes de eso no es igual de espectacular, esos momentos de placer muchas veces son lo mejor de la noche.
Son momentos que se convierten en miradas, en suspiros, es una historia de amor, una eterna promesa.


Es una necesidad de tocar la piel del otro, sentirla, besarla, probarla. Es compartir fantasías, entregarte...


El menú sexual es tan amplio como el de los restaurantes, pues no siempre nos apetece el mismo plato. Si continúo con mi comparación podemos utilizar como ingredientes la adrenalina, los lugares y hasta accesorios.


Mi hombre tiene esa manera de llevarme al éxtasis total sin penetrarme. El me hace sentir más que un orgasmo, me hace sentir la experiencia íntima que no tengo con nadie, la experiencia que sólo él me puede dar en sus brazos, donde sólo yo lo toco desnudo, donde siento su respiración como se agita, donde sólo él puede entrar en mí; y hacemos esa magia maravillosa de ser uno, de fusionar los cuerpos. Donde más que amarlo es amarnos en plural, es fusión de almas, eso es más que un orgasmo. 

Información de Contacto

LUVAN MAGAZINE

Datos de Contacto