HOMBRES DE PIEDRA

romance3
 
Obra de arte por Irene García
Narrativa por: Julieta
Texto por Juan Alberto Hernández
 
 
“Los sapos de Julieta”

Julieta nos cuenta...
No sé si los hombres carecen de sentimientos y mucha testosterona, si sólo tienen en la cabeza el coleccionar mujeres como coleccionan sus objetos de Star Wars. Parecen hombres de piedra que cuando les dices “te amo”, te contestan “gracias”, ¿gracias? Te dije ¡¡¡te amo!!! Ellos sólo pueden ser ardientes en la cama, ahí sí el “te amo”, “soy tuyo” y todas esas palabrerías fluyen como si fuera verdadero amor.

Pero nunca falta el hombre de piedra que llegas a ablandar y termina enamorándose de ti. Ahí sí, como disfruto la victoria, aquel rudo caballero “todas mías”, bajó la guardia y se enamoró como un idiota. Tan grabado que lo tengo en mi mente, cuando pensaba que ya no había ningún truco de seducción para enamorarlo...

Una tarde de sábado, como solíamos vernos, llegué a su departamento, tomamos una y otra copa mientras me cocinaba y escuchábamos música, la plática fluía y el calor del alcohol hacia lo suyo. Al principio no me besaba, creo que la sobriedad lo intimidaba, pero con un solo roce de sus labios bastaba para quedar enganchada.

Nos fuimos besando mientras me dirigía a su recámara, por primera vez,antes de quitarme la ropa me acariciaba tiernamente, con esa mirada que yo no le conocía, ¿ternura?, ¿amor? Estaba confundida, ese hielo, esa piedra que yo conocía, se estaba deshaciendo. Fue la más hermosa de las sensaciones que jamás había tenido, después de tanto tiempo de estar juntos y por fin era mío. Cuando de pronto de sus labios salió el “te amo” más lindo que pude escuchar en toda mi vida, mientras metía sus manos entre mi cabello y me besaba. Esto desató la locura entre los dos.

Le pedí que calmara mi sed con sus labios, que su aliento recorriera mi piel, mientras despertaba todos mis sentidos y sus caricias exploraban caminos prohibidos. Escuchaba su respiración agitarse cada vez más, mi tacto sentía como se agitaba su cuerpo. Recorrió cada parte de mi cuerpo a besos, caricias que se deslizaban sobre mi piel, dejándome sin aliento. Todo pasó tan rápido para mí esa tarde, que no pude medir el tiempo, sólo sé que en el momento de explotar juntos, gritó “¡Julieta te amo!”. Y ahí, mi hombre de piedra se convirtió en el mejor de los amantes.

 

Juan Alberto Hernández,
nuestro terapeuta comenta:

En muchas ocasiones, un comentario recurrente tanto entre mujeres como entre hombres es la importancia que le damos a la pareja. Independientemente del momento de la vida o de nuestras relaciones, esa temática se ve reflejada principalmente en las dificultades que tenemos en el tema de las emociones. En relación con los hombres, uno de los términos que más se utiliza es que son de “piedra”, para significar la dificultad que tienen para empatizar, es decir, ponerse en los zapatos las otras personas, principalmente cuando se refiere a situaciones afectivas. Da como consecuencia el hecho aparente de que actúen sin tener en mente la consecuencia o los efectos que producirán en su pareja. 

Por otra parte, esto también generará una especie de coraza que los protege de un exterior que desde su perspectiva
puede tornarse peligroso. Sin embargo, más allá de esta visión, valdría la pena ver la parte erótica-sexual del término. Las investigaciones demuestran que para los hombres, a nivel biológico, ciertas enfermedades impiden las condiciones básicas para disfrutar su sexualidad, como son la diabetes, los problemas del corazón y de la presión arterial. Sin embargo, a nivel psicológico, el elemento más relevante es la ansiedad relacionada con su desempeño sexual, la que causa mayor estrés entre los hombres.
De allí podríamos tener una pista de lo que ocurre detrás de esa aparente coraza e identificar que esta está relacionada con esa dificultad de expresar sus emociones, así como con el miedo a que su comportamiento erótico no sea de calidad. Quizá, valdría la pena reflexionar que detrás de esa muralla hay más emociones de las que se pudieran imaginar.

 

Información de Contacto

LUVAN MAGAZINE

Datos de Contacto