RIOJA EN LA HISTORIA DEL VINO.

vinoss

Desde que las antiguas civilizaciones fueron capaces de domesticar y cultivar la vida, y posteriormente descubrir el proceso de elaboración del vino, aunque rústico, esta bebida tomó una importancia de dimensiones extraordinarias. La producción se extendió rápidamente a España, convirtiéndose en uno de los principales productores de toda Europa.

Es durante la Edad Media, cuando el poder de la iglesia y de la monarquía estaba en su máximo apogeo, que se empieza a almacenar vino en barricas de madera, más que por conocimiento, por necesidad. Al ser un mercancía tan valiosa y deseada, era necesario protegerla de los bandidos, por lo que se resguardaba en lo que hoy conocemos como las primeras bodegas, que eran los sótanos de monasterios y castillos.

Conforme avanzaba la expulsión de los moros de las tierras españolas, los Reyes Católicos impulsaron el cultivo de la vida en las tierras recuperadas y, por supuesto, en Rioja. Con registros de hace más de dos mil años, el cultivo de la vid en Rioja ha pasado por la transición de una producción medieval y enfocada a grupos pequeños, a ser la principal actividad económica de la zona.

Debido a la plaga de la filoxera, las técnicas francesas fueron llevadas a Rioja de mano de los desesperados productores franceses en su intento de continuar sus negocios en tierras riojanas. Debido a esto y a que la producción excede el consumo local, es que el mundo disfruta del sabor riojano atrapado en las botellas de los vinos de sus muchas bodegas.

Ligado a las festividades y ritos en sus orígenes, el vino ha fungido como vehículo de identidad social y cultural en Rioja. Sus estrictos controles de producción y calidad le han valido a los vinos riojanos convertirse en símbolo de estatus. Aunque su consumo ya no está limitado a ciertas esferas sociales, los vinos riojanos y su reconocimiento como D.O.Ca satisfacen el deseo más anhelado de sus consumidores, que va más allá de embeberse los labios con el sabor de sus uvas o de sentir su tibieza acariciando el cuerpo: es el deseo de tomarse a sorbos la historia de la región, el anhelo de beber un vino distinguido, noble y, en resumen, de buena cepa.

LAS VENDIMIAS EN RIOJA

uvasLa uva, en la antigüedad considerada como un auténtico donde dioses para otorgar a los hombres placer y deleite, ha sido objeto de las mitologías de diversas culturas: Egipto refiere  al Dios Osiris; Grecia instauró el culto a Dionisio y las fiestas dionisiacas que le rendían tributo por cinco días y se caracterizaban por el bullicio y la alegría colectiva. Posteriormente los romanos dieron el nombre de Baco al dios Dionisio y las festividades en su honor recibieron el nombre de Bacanales.

Durante la vigésima dinastía en Egipto, con Ramsés II, se acostumbraba que en el primer día de la cosecha tuvieran lugar alegres fiestas como testimonio de gratitud a Osiris por la fertilidad de la Tierra. Al paso de los siglos, se ha mantenido vigente la milenaria costumbre de celebrar la vendimia.

El comienzo de la vendimia en Rioja es tardío, hacia principios de octubre, y la primera zona en la que se inicia la cosecha es en la Rioja Baja. La recolección suele durar entre treinta y cua- renta días, lo que significa que en asaalgunos lugares se realiza incluso en el mes de noviembre.

Las Fiestas de la Vendimia, que se inician el 21 de septiembre, homenajean a San Mateo, patrón de Logroño, para lo cual se desarrolla un acto tradicional en el Paseo del Espolón. A partir de ese momento la ciudad se transforma en un escenario con diversas actividades, como el tradicional pisado de uvas. De todas las comarcas riojanas se traen cestos de uva que se vierten en una tina donde serán pisadas de acuerdo a la manera tradicional. El primer mosto de la temporada obtenido se ofrendará a la Virgen de la Valvanera.

Durante esa semana se celebra en Logroño el desfile de carrozas, degustaciones gastronómicas organizadas por las peñas, la feria taurina, encierros, la feria de pelota de San Mateo en el frontón Adarraga, conciertos de música para todos los gustos. Un concurso internacional de fuegos artificiales, espectáculos de danza aérea en plena noche y degustaciones populares completan el programa de las Fiestas de la Vendimia.

ENOTURISMO EN RIOJA

“Quien sabe degustar no bebe jamás el vino, sino que descubre secretos “Salvador Dalí

Beber una copa de vino es mucho más que disfrutar de una bebida bien elaborada. Es compartir la cultura de un país, de una región, de las personas. Es descubrir y conocer los secretos que guarda una botella de vino de Rioja resultado del conocimiento, la tradición, la pasión de su gente.

El vino es una forma de vida que se vive en plenitud cuando visitas Rioja. Hoy, está rodeada de una serie de actividades que disfrutar. Desde visitar un viñedo, practicar deporte recorriéndolo en bicicleta y conocer el origen de esta legendaria bebida, hasta descubrir que la bodega es el laboratorio de un gran alquimista llamado enólogo.

El vino es una bebida de compañía. En Rioja, puedes visitar múltiples restaurantes con fama internacional y acompañar los deliciosos platos con los mejores vinos de la zona. Puedes aprender a través de los viajes y recorridos turísticos y de las catas en cada bodega y quedarte hospedado en alguno de los viñedos que cuentan con habitaciones.

El enoturismo es lo actual en Rioja y una forma fascinante de vivir una cultura. Puedes encontrar spas que te permitirán relajarte con rutinas de vinoterapia y aprovechar todos los antioxidantes que contienen las uvas, y desde luego, el vino. Puedes también visitar el Museo del Vino o recorrer la ruta de la Rioja. Tapear o picotear con los amigos o hacer incluso, nuevos amigos.

Logroño, Briones, Haro, Labastida, Laguardia… lugares con iglesias, palacios y museos, con una gran historia que te re- monta al pasado y te recupera en el futuro con las nuevas propuestas de Rioja, porque Rioja vive por y para el vino.

sdsd

Información de Contacto

LUVAN MAGAZINE

Datos de Contacto