Tips para adaptarte mejor al horario de verano

Sleep

El horario de verano es uno de los temas más controversiales en todo el mundo. Aunque parece insignificante (solo es adelantar una hora el reloj) perder una hora completa de sueño, de acuerdo con expertos, afecta el ritmo circadiano y hormonal por lo menos durante toda una semana, creando esa sensación de letargo, disminuye la función inmune, genera problemas digestivos, mal humor y empeora el sueño, especialmente para personas que ya sufren insomnio o algún otro mal. 

La buena noticia es que puedes comenzar con pequeños cambios para compensar la irrupción de estos ciclos en el sueño, adaptarte mejor a este cambio y salvarte de los refriados que de seguro ya comenzaron en tu escuela o trabajo. Aquí te mostramos algunos.

Limita tu consumo de cafeína

Debido a que la cafeína aumenta la fragmentación del sueño (sueño más ligero o despertarte a la mitad de la noche), reducir su consumo es una movida inteligente. Si no puedes renunciar a tu café de la mañana, por lo menos evita tomar cualquier bebida con cafeína después del mediodía, al menos por un par de días en lo que te adaptas.

También de alcohol

Si eres de los que disfruta una o dos copas de vino con la cena, tal vez debas reconsiderarlo. Por supuesto que el alcohol te da sueño, el problema es que afecta tu ciclo completo del sueño, ya que tu cuerpo lo procesa como un estimulante a la mitad de la noche, ocasionando que te despiertes en la madrugada y no te puedas volver a dormir. En su lugar, mejor opta por algún té relajante, durante unos días en lo que estabilizas tus patrones de sueño.

No aparatos electrónicos después de cenar

Como una orden de mamá, debes evitar quedarte despierto viendo series en Netflix o revisando redes sociales en tu celular, ya que se ha descubierto que la luz azul de las pantallas electrónicas reduce la producción de melatonina (hormona del sueño que le dice al cerebro que es hora de acostarse). Por lo tanto, tu cuerpo piensa que todavía es de día y el cerebro permanece en "modo despierto". Si no puedes irte a dormir temprano, mejor intenta leer (Kindle es seguro), escucha un podcast o sal a caminar con tu mascota.  

Resiste tomar una siesta

A menos de que tomar una siesta sea parte de tu rutina normal, debes evitarla a toda costa durante la semana siguiente al cambio de horario de verano, ya que afecta tu ciclo de sueño. Solo si de verdad estás muy, pero muy cansado y no puedes mantener tus ojos abiertos, toma una siesta de 15 a 20 minutos para recargarte, pero no más ya que esto podría hacer que caigas en un sueño profundo que debas interrumpir y termines sintiéndote peor.

Come desayunos con mucha proteína y evita los carbohidratos y azúcares

Es posible que tengas más hambre por algo menos saludables en estos días, porque cuando estamos cansados, queremos carbohidratos y azúcares para darnos ese boost que tanto necesitamos. Pero lo malo de estos alimentos es que nos dan energía rápidamente y después nos dan el bajón. Por lo tanto, es mejor que consumas un desayuno rico en proteína que te de energía y te quite el hambre; y solo consumas comidas más ligeras el resto del día. Esto te ayudará a adaptarte mejor.

Por último, no olvides hacer ejercicio. Ya sea para cansarte por las noches o para activarte por la mañana, realizar una actividad física te ayudará a adaptarte mejor a este cambio de horario y también no olvides poner una alarma para irte a dormir, especialmente si eres de los que trabaja en casa o te picaste con una serie de televisión o un libro; de esta forma te será más fácil crear una rutina en lo que te acostumbras a este cambio de horario.

Información de Contacto

LUVAN MAGAZINE

Datos de Contacto