Conectar con la naturaleza y fluir

Resultado de imagen para conectar con la naturaleza

A menudo escuchamos que se habla de vivir el presente, de meditar, lograr trascender. Alcanzar estados supremos por medio de la “iluminación”.

No tengo nada en contra de esos términos. Al contrario, me parecen inspiradores para quienes vivimos en estos tiempos con tanta prisa, mirando el reloj en la muñeca y el ratón en la cabeza; pensando en el pasado, con tantos hubiera y en el futuro repleto de impaciencia.

En grupos los seres humanos pareciera que hay dos clanes: los que funcionan en ese modo y los que prefieren la calma. Los activos y los pasivos. Los que aman el jolgorio y los que se refugian en su habitación.

Vamos caminando con etiquetas que en algún momento nos puso la sociedad para después nosotros llenarnos de unas cuantas más. Caminamos afirmando “eso que creemos que somos”. “Soy sociable”, “soy introvertido”, “soy creativo”... Abandonamos fragmentos de nuestra propia existencia en cada momento y aseguramos que somos lo que expresamos en cada instante. Si hay enojo, soy enojona. Si hay amor, soy amorosa y así nos desvinculamos de todos esos fragmentos que nos habitan.

Ayuda entender cual es la parte con mayor fuerza o la que domina en todas las otras partes, para comenzar a observarla y mirar su propia lucha.

Hace unos meses comencé a mirar una pequeña parte de mi propia naturaleza. Fue cuando por primera vez me di cuenta de que aunque la mayoría de veces prefería la calma, la reflexión y la tranquilidad (como integrante de esa etiqueta de clan correspondiente) también había momentos de gran movimiento donde apreciaba la adrenalina al ir con gran ritmo en esa temporada. Cuando vi que esos “picos” eran como una montaña rusa en mi, asocié que las crisis existenciales justo venían en los momentos de calma, acompañados de ansiedad, depresión y aburrimiento, pero también de una maravillosa introspección. Después descubrí que en los momentos de ritmo había tanto por hacer que mis horas de dormir se acortaban, que en esa gran ola de energía venía dispersión, poco enfoque y un derroche de energía y sí, también ansiedad.

Cuando descubrí esos ciclos en mí, comencé a conectarme con esa parte de mi naturaleza. No sé si a toda la gente le suceda, pero al menos en mi persona esas fluctuaciones me llegaron a traer momentos de mucha confusión sobre el rumbo de mi vida (por eso las crisis existenciales). Fue un parteaguas porque siempre había hecho cosas que me gustaban; sin embargo uno de los fragmentos más fuertes que tengo en mi es el compartir sobre el ser humano y esa parte muy pocas veces podía tener energía para salir en esa montaña rusa.

En este viaje hice una pausa y recordé lo que algunos maestros me había compartido hace años: “mirar los momentos de cosecha y siembra”. Entender que hay épocas donde se necesita sembrar (que es cuando tenemos gran ritmo) y otras épocas donde se recoge lo cosechado (estar en calma para recibir).  Cuando recordé eso, creo llegué a una de las partes más interesantes de esa búsqueda.
Lo que me llenaba de ansiedad, depresión etc, en momentos de calma,  es no haber cosechado, el haber dispersado  mi energía sin ningún enfoque. Es por ello que al conectar y percibir en qué ciclo me encuentro, puedo ayudarle a esa parte de mi para que siga conectando; es decir en vez de desvelarme sin causa en las épocas de ritmo; me pongo metas, comparto parte de lo que he  aprendido, pongo cuidado en mi alimentación y sueño para que en el momento de la calma, gracias a esos cuidados, no haya tanto desgaste ni cansancio. En la quietud existe una mayor certeza pues la cosecha es símbolo del aprovechamiento de los recursos energéticos.
Me he ido reconciliando con cada ciclo, abrazándole y pensando en que somos como las estaciones del año; como aquel invierno que se convierte en primavera y fluye volviendo a comenzar con cada ritmo. Ese es mi ciclo ¿y el tuyo?

Rebeca Rouge
Consultora Creativa | Master PNL
https://www.facebook.com/Ciclicamentes

¡Disfruta de tu soltería!

Estar soltera tiene más ventajas de las que crees.

Aunque otros digan lo contrario, cuando eres soltero tienes la oportunidad de conocerte mejor a ti misma. Recuerda que una mujer decidida, segura e independiente es mucho más atractiva.

¡No le temas a estar sola! Deja aún lado la inseguridad y sal a hacer las cosas que siempre quisiste. Sabemos que la soltería puede hacernos sentir vulnerables y aislados de los que sí tienen pareja, pues sentimos que es un constante recordatorio de que hay algo que nos hace falta, lo que nos hace pensar que quizá existe algo malo en nosotras por lo cual seguimos solteras.

Pero… ¿Por qué tendría algo malo vivir y disfrutar de la soltería?

Quién dice que el amor de una pareja nos puede hacer sentir plenas y exitosas, cuando somos nosotras mismas quienes construimos la felicidad. No te dejes llevar por la respuesta insistente de la sociedad. Sin duda, nadie necesita una pareja para estar de buen humor, para realizar un gran logro o simplemente para no ser una “solterona”.

No te preocupes tarde o temprano la persona indicada llegará a tu vida, mientras tanto enfócate en tus logros académicos o profesionales. Aprende y disfruta de todas las experiencias que se te presenten, vive al máximo tu independencia. Estar soltera no significa estar solo, tu familia y amigos siempre estarán ahí para apoyar tus decisiones. Olvida esa idea absurda de que es necesario tener pareja para encontrar la felicidad, es decir, para amar y vivir al cien tu soltería debes comprender que el amor de una pareja no es vital como lo es respirar, beber agua o dormir.

Imagen relacionada

Una vez que comprendas todo esto, te darás cuenta de que el amor siempre estuvo ahí, en un familiar, un amigo y sobre todo en uno mismo. ¡Encuentra el amor en la soltería y deja de buscar el amor de tu vida en otra persona!

Sal, diviértete, viaja, aprende un idioma. El amor no es sólo una compañía para compartir experiencias, es libertad, crecimiento y bienestar. Es por eso la soltería es el reflejo del amor a uno mismo. Sobre todo, nunca olvides que cuando finalmente el amor de una persona te encuentre será para complementarte más no para completarte.

El poder del amor

Resultado de imagen para AMOR

¿Cuantas veces has oído frases como “estoy salado para el amor” o “no encuentro el verdadero amor”?

Creo que todos en algún momento de nuestras vidas, creemos que el amor no esta hecho para nosotros y nos cuestionamos muchas veces qué pasa.

Decimos que tenemos mala suerte y nos enojamos, nos deprimimos o entramos en un estado de conformismo; incluso entramos en una etapa depresiva. Nos empezamos a descuidar, ya no nos importa nada, no te procuras, dejas de sentirte atractivo y nos sentimos por los suelos. Hasta entramos en relaciones tóxicas o destructivas con tal de no estar solos y dejamos de buscar tener la felicidad que siempre hemos deseado. Nos conformamos con lo que sea porque sentimos que hasta el tren se nos va.

Hasta depositamos nuestra fe en pulseras que dicen ser para el amor. En Año Nuevo compramos prendas rojas para tener amor en todo el ciclo y habrá quien te vende lociones y un sin fin de feromonas  para el amor, muchos corren al puesto de periódicos cada inicio de mes a leer los horóscopos en las revistas para ver si ya llegara el amor a tu vida y le das fuerza a información que no tiene un sustento personal.

¿Qué pasa con el amor?

El amor es una vibración que nosotros tenemos por naturaleza en nuestro ADN. Esta comprobado científicamente que el amor es el único  sentimiento que tenemos registrado en toda nuestra estructura y el miedo es la única enfermedad que existe de manera externa a nosotros.

¿Que significa esto?

El amor al estar registrado en nosotros toma muchos matices con todas las vivencias que experimentamos. Se manifiesta en nosotros de varias maneras por ejemplo en alegría, ternura,  bondad, misericordia, perdón, humildad, euforia, plenitud, sensualidad, fortaleza, seguridad, estabilidad, pasión y un sin fin de sensaciones de alta vibración.

El miedo toma matices de inseguridad, depresión, enojo, tristeza, debilidad, destrucción, amargura, debilidad, agresividad, soledad, tiranía, vacío, desconfianza etc todos los sentimientos de baja vibración.

Es por eso la importancia de observarnos constantemente

¿Cuales el comportamiento que tenemos ante el amor?

En la medida de qué estés vibrando es lo que estás atrayendo en tu vida. Atraerás ya sea  amor, no solo de pareja, de amor a ti mismo, de amor a tus amistades, en tu entorno, en tu familia sino que vibrarás en todo lo que generas.

¿Quieres realmente generar la magia y vivir sensualidad del amor?

Empieza por considerarte lo suficientemente valiosa  y agradece todo lo que tienes en la vida y lo que has aprendido. Ámate a ti mismo, hazte consciente de lo mucho que vales para que seas lo mas selectivo posible para elegir la pareja adecuada a lo que deseas, a lo que vibras.

Como ser de amor que eres, tienes que generar una congruencia entre lo que eres por dentro, por fuera y lo que estas atrayendo. Cuando trabajas el amor incondicional, esto se refleja en todo tu entorno. Me refiero a que todo lo qué haces empieza a fluir en armonía, sin dificultades y las personas tóxicas y negativas que te frecuentan empiezan a retirarse de tu vida.

Tienes que observar y trabajar mucho con tus sentimientos hacía los demás, ellos emiten vibraciones que, ya sea positivas y negativas pueden ser un obstáculo que nos ponemos nosotros mismos ante situaciones que vivimos con los demás. Debemos aprender a perdonarnos nosotros mismos por nuestros errores.

Habré tu corazón y dile al universo que estas dispuesto a tomar lo que te corresponde por derecho divino con humildad y lleno de amor. Fomentar amor es atraer amor.

 

POR: SANDRA RENAUD

Tips para adaptarte mejor al horario de verano

Sleep

El horario de verano es uno de los temas más controversiales en todo el mundo. Aunque parece insignificante (solo es adelantar una hora el reloj) perder una hora completa de sueño, de acuerdo con expertos, afecta el ritmo circadiano y hormonal por lo menos durante toda una semana, creando esa sensación de letargo, disminuye la función inmune, genera problemas digestivos, mal humor y empeora el sueño, especialmente para personas que ya sufren insomnio o algún otro mal. 

La buena noticia es que puedes comenzar con pequeños cambios para compensar la irrupción de estos ciclos en el sueño, adaptarte mejor a este cambio y salvarte de los refriados que de seguro ya comenzaron en tu escuela o trabajo. Aquí te mostramos algunos.

Limita tu consumo de cafeína

Debido a que la cafeína aumenta la fragmentación del sueño (sueño más ligero o despertarte a la mitad de la noche), reducir su consumo es una movida inteligente. Si no puedes renunciar a tu café de la mañana, por lo menos evita tomar cualquier bebida con cafeína después del mediodía, al menos por un par de días en lo que te adaptas.

También de alcohol

Si eres de los que disfruta una o dos copas de vino con la cena, tal vez debas reconsiderarlo. Por supuesto que el alcohol te da sueño, el problema es que afecta tu ciclo completo del sueño, ya que tu cuerpo lo procesa como un estimulante a la mitad de la noche, ocasionando que te despiertes en la madrugada y no te puedas volver a dormir. En su lugar, mejor opta por algún té relajante, durante unos días en lo que estabilizas tus patrones de sueño.

No aparatos electrónicos después de cenar

Como una orden de mamá, debes evitar quedarte despierto viendo series en Netflix o revisando redes sociales en tu celular, ya que se ha descubierto que la luz azul de las pantallas electrónicas reduce la producción de melatonina (hormona del sueño que le dice al cerebro que es hora de acostarse). Por lo tanto, tu cuerpo piensa que todavía es de día y el cerebro permanece en "modo despierto". Si no puedes irte a dormir temprano, mejor intenta leer (Kindle es seguro), escucha un podcast o sal a caminar con tu mascota.  

Resiste tomar una siesta

A menos de que tomar una siesta sea parte de tu rutina normal, debes evitarla a toda costa durante la semana siguiente al cambio de horario de verano, ya que afecta tu ciclo de sueño. Solo si de verdad estás muy, pero muy cansado y no puedes mantener tus ojos abiertos, toma una siesta de 15 a 20 minutos para recargarte, pero no más ya que esto podría hacer que caigas en un sueño profundo que debas interrumpir y termines sintiéndote peor.

Come desayunos con mucha proteína y evita los carbohidratos y azúcares

Es posible que tengas más hambre por algo menos saludables en estos días, porque cuando estamos cansados, queremos carbohidratos y azúcares para darnos ese boost que tanto necesitamos. Pero lo malo de estos alimentos es que nos dan energía rápidamente y después nos dan el bajón. Por lo tanto, es mejor que consumas un desayuno rico en proteína que te de energía y te quite el hambre; y solo consumas comidas más ligeras el resto del día. Esto te ayudará a adaptarte mejor.

Por último, no olvides hacer ejercicio. Ya sea para cansarte por las noches o para activarte por la mañana, realizar una actividad física te ayudará a adaptarte mejor a este cambio de horario y también no olvides poner una alarma para irte a dormir, especialmente si eres de los que trabaja en casa o te picaste con una serie de televisión o un libro; de esta forma te será más fácil crear una rutina en lo que te acostumbras a este cambio de horario.

Lugares para meditar.

 Resultado de imagen para meditación

Meditar es el arte de estar en el momento presente, percibiendo todo lo que pasa dentro y fuera de nosotros, sin juzgar, sin diálogos internos, simplemente estando con nuestro cuerpo y pensamientos ahí; es reconocer los olores, sonidos, temperatura del ambiente y mantenernos durante unos minutos en ese exacto momento, segundo a segundo en plena consciencia.

Aunque puedes realizar la práctica de meditar en cualquier momento durante el día, como cuando caminas, cocinas o manejas, es importante elegir un lugar ideal para desconectarte del ruido de la mente, de tus pendientes, de situaciones del pasado o planes a futuro, sobre todo cuando estás aprendiendo a meditar. Te sugiero tener un lugar especial en tu casa o en tu trabajo, un espacio preparado con incienso, velas, flores, tapete o cojín para meditar, lo más importante es que sea a tu gusto y que prepares el ambiente, así cada vez que estés en ese lugar tu mente hará click y pensará que es tiempo de relajarse. Esto se da de forma automática cuanto más practiques más fácil será lograrlo, de modo que puedas vivir en un estado consciente la mayor parte del tiempo. Con disciplina y constancia descubrirás los beneficios de este entrenamiento mental, con paciencia en tu camino y confianza conocerás las herramientas y técnicas que a ti te funcionan, por eso es importante explorar, acudir a un centro a aprender diferentes tipos de meditación; por medio del movimiento como yoga o bailes que ayuden a conectar; puedes preferir sesiones guiadas o con música en vivo, te recomiendo una sesión con cuencos tibetanos.    

Si ya practicas en tu vida cotidiana o si apenas estás aprendiendo, es muy recomendable ir a un retiro, puede ser de yoga, meditación, mindfulness, de budismo, o simplemente escaparte a un lugar que inspire paz, elige uno rodeado de naturaleza, ya que está comprobado que produce efectos positivos en nuestro cerebro; puede ser una playa, bosque, una cabaña en la selva o tal vez prefieras ir a las montañas y sentarte bajo un árbol.

A la hora de viajar, explota tu experiencia meditativa al máximo, conoce la cultura, filosofía y prácticas, déjate sorprender por la naturaleza y arquitectura de los siguientes lugares, si eres yogi o sientes el llamado de las enseñanzas de Buda te van a encantar:

La India. Es un país que tiene todo lo que un yogi puede soñar, es donde nace el Yoga y tomada de su mano, la meditación. Las ciudades más visitadas son: Rajastán, muestra a una India muy colorida y exótica, en donde podrás conocer palacios, desiertos, ver camellos, elefantes y serpientes.  El área de Uttar Pradesh es conocida por su espiritualidad y destinos históricos como el Taj Mahal, Fatehpur Sikri y Varanasi. En gran contraste, está la parte rural, la parte más pobre que la mayoría prefiere evitar. Bihar ha cambiado y mejorado mucho en los últimos años, ahora tiene un gran potencial como destino turístico en términos espirituales y turismo rural. Una de las razones principales para visitar Bihar es explorar el lugar de nacimiento del budismo en la India, incluyendo Bodhgaya y el templo de Mahabodhi. Una forma conveniente de hacerlo es tomando el budistatren turístico. Goa, siempre ha sido uno de los lugares turísticos más populares en la India por sus playas, también ofrece actividades de adrenalina e ir de compras. Himachal Pradesh es el lugar ideal si buscas un paisaje montañoso, en las estribaciones de la Cordillera del Himalaya, cubiertas de nieve durante el invierno, para los amantes de la aventura es ideal, además de aprender sobre meditación budista y filosofía. Madhya Pradhesh, en la India central, atrae a visitantes que les guste la historia, sus ciudades abandonadas proporcionan una ventana al pasado, tan diferente a la India congestionada de hoy. Los templos eróticos de Khajuraho son la atracción más famosa.

Indonesia. Siendo Bali la ciudad más conocida por los practicantes de yoga, llegan visitas de cada esquina del mundo para disfrutar de los paisajes, hay muchos centros de yoga y se siente una vibra Zen, donde la vida saludable se promueve, así como la alimentación vegana y vegetariana, encontrarás muchas opciones para comer. Es indispensable ir a las paradisiacas playas de Ubud y Kuta. También es un excelente destino para ir a algún retiro, hay mucho de donde escoger y con excelentes precios.

Thailandia. La ciudad más importante del país es Chiang Mai, cuenta con más de 300 templos, mercados diurnos, nocturnos, festivales y vida local en una ciudad “viva” donde los artistas tailandeses vienen a retirarse. Desde este punto se pueden realizar excursiones por la naturaleza, recargando energía con masaje thai. También puedes reservar un curso de cocina en donde uno mismo recoge los ingredientes de la huerta para después disfrutar del saludable manjar. Según las fechas puedes estar diferentes festividades, siendo el inicio del año budista de los más importantes.  Si te interesa un curso de Meditación Vipassana, los templos de Wat Ram Poeng y Wat Phra That Doi Chom Thong, realizan retiros de forma regular. Si además quieres combinar tu pasión por la aventura en estas vacaciones, Krabi te encantará y no defraudará a nadie, bungallows para disfrutar de los sonidos nocturnos del mar y la naturaleza, puedes leer en una hamaca, practicar snorkeling en los espectaculares arrecifes de coral, realizar relajados paseos por la naturaleza más salvaje, cuevas, kayak o excursiones a las islas de vecinas.

En el golfo de Thailandia en el sureste está Koh Phangan, que se ha convertido en uno de los destinos favoritos de turistas, no solo yogis, sino mochileros y a los que les gusta la fiesta, en luna llena hay eventos muy famosos en la isla, también puedes encontrar un ambiente de paz y tranquilidad, para encontrarte a ti mismo y relajarte. Sus playas de arena blanca y los templos son un lugar ideal para reflexionar. A 45 minutos en ferri está la isla de Samui, es la segunda isla más grande de Thailandia después de Phuket, este paraíso ha tenido un crecimiento en los últimos tiempos desde que fue descubierto y es uno de los lugares más populares gracias al boom del yoga y meditación. Una de las ventajas es que es accesibles en avión. Para poder llegar directamente en la isla y comenzar tus vacaciones relajantes, donde se puede encontrar el equilibrio entre el cuerpo, la mente, el espíritu.

Lectores, ¡preparen sus maletas para el próximo viaje!

Jess Casanova. Flying Yogi, instructora de Meditación Mindfulness. Directora de Little Yogis.

Información de Contacto

LUVAN MAGAZINE

Datos de Contacto