reencuéntrate

 Imagen relacionada
Sandra Renaud

A ti, como a muchas mujeres, tal vez te ha pasado por la mente la idea de creer que eres sumisa, que no tienes voluntad para tomar decisiones, que has caído en una vida de pareja llena de control, donde tus ilusiones se quedaron atrás, no te diste cuenta en que momento dejaste de luchar por tus sueños personales, otorgaste tu poder y empezaste a ser lo que tu pareja quería que fueras. Cambiaste tu forma de vestir y tu cabello por agradarle a tu esposo o pareja, pero en el fondo no es en realidad lo que te hace sentir feliz, tantos detalles empiezan a hacer una bola de nieve que cuando te das cuenta te encuentras confundida, lejana a tu verdadero interior, deprimida, con sensaciones de abandono de ti misma y esto se refleja en la falta de interés de arreglarte, nada te motiva ,dejas de sonreír ,dejas de disfrutar la vida como antes cuando antes solías sentirte plena.

Tu energía empieza a debilitarse, incluso tu círculo de amistades cambia, empiezan alejarse de ti o empiezan a tener problemas constantemente.

Cuando existen todos estos síntomas, es porque hay una pérdida considerable de tu propio poder, tu energía tiene fugas constantes, no tienes un almacenamiento correcto de energía vital, al grado que no eres capaz de ver lo valiosa que eres y empiezas a tener pensamientos negativos de tí misma.

¿Cómo puedes recuperarte a ti misma?

Es muy importante hacerte responsable y consciente que todo va ser un proceso de conciencia para romper con malos hábitos. Tendrás que tener paciencia, amor y dedicación contigo misma para tu recuperación.

Empieza por verte al espejo y reconocer lo valiosa y hermosa que eres.

Poco a poco tendrás que ponerte límites a ti misma para no aceptar cosas que te produzcan infelicidad.

Aprende poco a poco a decir que no, haciendo una balanza de lo que realmente deseas y permites en tu vida.

Experimenta y confirma por ti misma que sólo tú tienes el poder de tus decisiones por muy mínimas que sean, no dependes de nada ni de nadie, no pasa nada que tú no quieras, tú le das dirección a las situaciones.

Empieza por hacer pequeños y constantes cambios en tu persona que te hagan sentir cómoda pero sobre todo feliz, sin importar lo que opinen los demás.

Elimina de tu vida todo lo que te que haga infeliz o consideres tóxico para tu día a día, incluyendo personas a tu alrededor que no contribuyan a tu crecimiento de manera armoniosa ni amorosa.

Disfrútate a ti misma.

Perdónate, libérate pero sobretodo ámate lo más que puedas, repítete constantemente lo mucho que vales.

Busca ayuda profesional si es necesario, apóyate en actividades que te hagan sentir productiva, activa y que beneficien tu autoestima.

Agradece y honra todo lo que has aprendido hasta el día de hoy para poder seguir recibiendo y dando amor en tu vida.

Aprende a ser selectivo con tu círculo de personas que van a rodearte y compartir contigo lo mejor de ti.

BENEFICIOS DE LA NATURALEZA EN TU VIDA

Resultado de imagen para BENEFICIOS DE LA NATURALEZA

Cuando vivimos en un entorno lleno de ruido, preocupaciones, estrés, en ciudades llenas de prisa, presiones, competencia, tráfico, en donde el tiempo ya no te pertenece, la gente que te rodea se vuelve interesada, agresiva, falsa, pierdes tu propio centro, entras en un torbellino de elementos que te confunden y solo pides tranquilidad; tu interior pide desesperadamente regresar a la sencillez de la naturaleza, como poder disfrutar de un lindo paisaje, escuchar el ruido del mar, trasladarnos a lo más sencillo que la naturaleza puede darnos de una manera mágica, el sentir la humedad del pasto en la planta de los pies, es fascinante respirar aire puro al sentirte ligero. ¿Te has preguntado qué beneficios te otorga la naturaleza y como conectar tu centro de una manera práctica y fácil?

Debemos empezar a reconocer como la naturaleza es de vital importancia para nuestra vida, la tenemos en todo nuestro entorno y es fácil aprovechar los recursos para poder ayudarnos, los 4 elementos son pararte fundamental en el funcionamiento de nuestro cuerpo tanto por dentro como por fuera:

El agua es el mayor vínculo con las emociones, el metemos a bañar nos ayuda a depurar toda la carga energética que acumulamos a diario en el trabajo, es un catalizador para llenarnos de vitalidad y renovación; además de ser un extraordinario estimulante para eliminar la depresión. Si tienes la oportunidad de visitar el mar, cascadas o manantiales constantemente estos son perfectos para dar fuerza a nuestros decretos como soltar todos los apegos, miedos y bloqueos.

El fuego es un elemento que nos otorga poder, decisión, impulso y fuerza, pero también es cierto que quema todo lo que ya no queremos en la vida ,lo sobre carga negativamente si no ponemos atención, cuando tenemos emociones que encienden nuestra ira interna puede llegar a enfermar nuestro cuerpo de tal manera de sobre cargar la energía de alguno de nuestros órganos vitales generando enfermedades relacionadas con los excesos.

El aire es de vital importancia en nuestro respirar de vida, para nosotros es tan cotidiano que no le prestamos importancia pero está relacionado en el cómo enfrentamos la vida desde nuestro interior relacionando el exterior; así es como surgen las enfermedades de vías respiratorias y alergias, es ahí la importancia de aprender una técnica de respiración profunda. Otro estimulante de gran beneficio es la aromaterapia, fomentar lugares boscosos para tener mayor confección con nuestro elemento aire; el más relacionado con nuestra espiritualidad.

La tierra es la mayor fuente de anclaje para nosotros, nos otorga el beneficio de estabilizarnos entre lo espiritual y lo terrenal, una manera muy simple de equilibrarnos es conectar las plantas de los pies en la tierra, abrazar un árbol, estar en contacto con los animales cuya energía nos da pureza, también es bueno estar rodeados de alguna planta o de algún cuarzo, incluso es de mucha ayuda vestirte de algún color tierra.

Siempre es de vital importancia hacer pequeños detalles de equilibrio integrando todos los elementos para beneficiarnos constantemente y poder estar en mayor equilibrio.

POR: SANDRA RENAUD

LIBERTAD FRENTE AL ESPEJO ¿QUÉ ES Y CÓMO VIVIRLA?

Resultado de imagen para motivacion

Una mañana desayunando con las amigas, tuvimos una gran  charla donde cada una expuso lo difícil que es para los seres humanos soltar los miedos. Todos en algún momento creamos anclas y fuertes apegos a personas, situaciones, sentimientos, artículos materiales, que no nos dejan avanzar ni llegar a lo que siempre habíamos soñado. Con el paso del tiempo y la experiencia, te das cuenta como nosotros mismos nos limitamos, racionamos, e incluso boicoteamos nuestra propia felicidad.

Empezamos a creer que hay muchas oportunidades en la vida que no están a nuestro alcance, poniéndonos muchos pretextos para no esforzarnos y justificar nuestro mecanismo de defensa negativo y tóxico. Entramos en un estado de confort para almacenar toda la frustración que llevamos en el interior, debilitamos nuestra autoestima y dejamos de ver lo importante que somos.

Es muy común tener la sensación de estar prisioneros dentro de nosotros mismos, de trabajar y trabajar y no avanzar en nuestro desarrollo personal; nos metemos en relaciones tóxicas, viciadas, destructivas que nos llevan al abismo de la infelicidad absoluta.

¿QUÉ ES LA LIBERTAD Y CÓMO VIVIRLA?

Empezaremos por hacer un trabajo de introspección, siendo totalmente honestos con nosotros mismos donde tratemos de identificar: ¿Qué patrones de nuestra vida nos molestan?, ¿Cuáles no han dado un buen resultado?, ¿Qué nos gustaría cambiar y cómo vamos a modificarlos?

Ojo: es muy importante no hacerlo con la intención de juzgarnos, sino anteponiendo el amor incondicional hacia nosotros mismos para así poder transformarlos.

Tenemos que aprender de todo esto con humildad. Poco a poco te pondrás metas para trabajar el desapego, permítete hacer cosas diferentes, experimenta sensaciones y sentimientos que te motiven. Empieza a hacerte responsable de lo que tú sólo eres capaz de crear, trata de soltar los pensamientos limitantes y negativos.

Ámate, percíbete de una manera amorosa, busca lo que te da armonía, sé feliz con lo que tienes, agradece y honra lo que has logrado hasta el día de hoy.

Proporciona a los demás lo mejor de ti sin esperar nada, para que recibas del universo lo mismo que estas sembrando.

Se humilde y agradecido.

Deja atrás el pasado, visualiza como estás generando un nuevo presente, valóralo; pero sobre todo hazlo congruente con los que hay dentro de ti y lo que generas alrededor.

Permítete ser feliz y sonreír; pero también permítete equivocarte como ser humano que eres.

Toma de la vida lo mejor.

Por: Sandra Renaud

Conectar con la naturaleza y fluir

Resultado de imagen para conectar con la naturaleza

A menudo escuchamos que se habla de vivir el presente, de meditar, lograr trascender. Alcanzar estados supremos por medio de la “iluminación”.

No tengo nada en contra de esos términos. Al contrario, me parecen inspiradores para quienes vivimos en estos tiempos con tanta prisa, mirando el reloj en la muñeca y el ratón en la cabeza; pensando en el pasado, con tantos hubiera y en el futuro repleto de impaciencia.

En grupos los seres humanos pareciera que hay dos clanes: los que funcionan en ese modo y los que prefieren la calma. Los activos y los pasivos. Los que aman el jolgorio y los que se refugian en su habitación.

Vamos caminando con etiquetas que en algún momento nos puso la sociedad para después nosotros llenarnos de unas cuantas más. Caminamos afirmando “eso que creemos que somos”. “Soy sociable”, “soy introvertido”, “soy creativo”... Abandonamos fragmentos de nuestra propia existencia en cada momento y aseguramos que somos lo que expresamos en cada instante. Si hay enojo, soy enojona. Si hay amor, soy amorosa y así nos desvinculamos de todos esos fragmentos que nos habitan.

Ayuda entender cual es la parte con mayor fuerza o la que domina en todas las otras partes, para comenzar a observarla y mirar su propia lucha.

Hace unos meses comencé a mirar una pequeña parte de mi propia naturaleza. Fue cuando por primera vez me di cuenta de que aunque la mayoría de veces prefería la calma, la reflexión y la tranquilidad (como integrante de esa etiqueta de clan correspondiente) también había momentos de gran movimiento donde apreciaba la adrenalina al ir con gran ritmo en esa temporada. Cuando vi que esos “picos” eran como una montaña rusa en mi, asocié que las crisis existenciales justo venían en los momentos de calma, acompañados de ansiedad, depresión y aburrimiento, pero también de una maravillosa introspección. Después descubrí que en los momentos de ritmo había tanto por hacer que mis horas de dormir se acortaban, que en esa gran ola de energía venía dispersión, poco enfoque y un derroche de energía y sí, también ansiedad.

Cuando descubrí esos ciclos en mí, comencé a conectarme con esa parte de mi naturaleza. No sé si a toda la gente le suceda, pero al menos en mi persona esas fluctuaciones me llegaron a traer momentos de mucha confusión sobre el rumbo de mi vida (por eso las crisis existenciales). Fue un parteaguas porque siempre había hecho cosas que me gustaban; sin embargo uno de los fragmentos más fuertes que tengo en mi es el compartir sobre el ser humano y esa parte muy pocas veces podía tener energía para salir en esa montaña rusa.

En este viaje hice una pausa y recordé lo que algunos maestros me había compartido hace años: “mirar los momentos de cosecha y siembra”. Entender que hay épocas donde se necesita sembrar (que es cuando tenemos gran ritmo) y otras épocas donde se recoge lo cosechado (estar en calma para recibir).  Cuando recordé eso, creo llegué a una de las partes más interesantes de esa búsqueda.
Lo que me llenaba de ansiedad, depresión etc, en momentos de calma,  es no haber cosechado, el haber dispersado  mi energía sin ningún enfoque. Es por ello que al conectar y percibir en qué ciclo me encuentro, puedo ayudarle a esa parte de mi para que siga conectando; es decir en vez de desvelarme sin causa en las épocas de ritmo; me pongo metas, comparto parte de lo que he  aprendido, pongo cuidado en mi alimentación y sueño para que en el momento de la calma, gracias a esos cuidados, no haya tanto desgaste ni cansancio. En la quietud existe una mayor certeza pues la cosecha es símbolo del aprovechamiento de los recursos energéticos.
Me he ido reconciliando con cada ciclo, abrazándole y pensando en que somos como las estaciones del año; como aquel invierno que se convierte en primavera y fluye volviendo a comenzar con cada ritmo. Ese es mi ciclo ¿y el tuyo?

Rebeca Rouge
Consultora Creativa | Master PNL
https://www.facebook.com/Ciclicamentes

¡Disfruta de tu soltería!

Estar soltera tiene más ventajas de las que crees.

Aunque otros digan lo contrario, cuando eres soltero tienes la oportunidad de conocerte mejor a ti misma. Recuerda que una mujer decidida, segura e independiente es mucho más atractiva.

¡No le temas a estar sola! Deja aún lado la inseguridad y sal a hacer las cosas que siempre quisiste. Sabemos que la soltería puede hacernos sentir vulnerables y aislados de los que sí tienen pareja, pues sentimos que es un constante recordatorio de que hay algo que nos hace falta, lo que nos hace pensar que quizá existe algo malo en nosotras por lo cual seguimos solteras.

Pero… ¿Por qué tendría algo malo vivir y disfrutar de la soltería?

Quién dice que el amor de una pareja nos puede hacer sentir plenas y exitosas, cuando somos nosotras mismas quienes construimos la felicidad. No te dejes llevar por la respuesta insistente de la sociedad. Sin duda, nadie necesita una pareja para estar de buen humor, para realizar un gran logro o simplemente para no ser una “solterona”.

No te preocupes tarde o temprano la persona indicada llegará a tu vida, mientras tanto enfócate en tus logros académicos o profesionales. Aprende y disfruta de todas las experiencias que se te presenten, vive al máximo tu independencia. Estar soltera no significa estar solo, tu familia y amigos siempre estarán ahí para apoyar tus decisiones. Olvida esa idea absurda de que es necesario tener pareja para encontrar la felicidad, es decir, para amar y vivir al cien tu soltería debes comprender que el amor de una pareja no es vital como lo es respirar, beber agua o dormir.

Imagen relacionada

Una vez que comprendas todo esto, te darás cuenta de que el amor siempre estuvo ahí, en un familiar, un amigo y sobre todo en uno mismo. ¡Encuentra el amor en la soltería y deja de buscar el amor de tu vida en otra persona!

Sal, diviértete, viaja, aprende un idioma. El amor no es sólo una compañía para compartir experiencias, es libertad, crecimiento y bienestar. Es por eso la soltería es el reflejo del amor a uno mismo. Sobre todo, nunca olvides que cuando finalmente el amor de una persona te encuentre será para complementarte más no para completarte.

Información de Contacto

LUVAN MAGAZINE

Datos de Contacto