El sexo sentido

Resultado de imagen para hombre de traje con esposas

Por Froylán Cabuto

La trilogía de libros que inicia con Cincuenta sombras de Grey abrió los ojos al mundo cuando expuso que las mujeres adolescentes, universitarias y casadas son las mayores lectoras de novelas eróticas. Subsecuentemente la película, basada en el primer libro y cargada de escenas sensuales con tono sadomasoquistas y más o menos explícitas, cautivó la atención de aquellas mujeres que no habían leído el libro. Inequívocamente, podemos deducir que las mujeres modernas son de mentalidad amplia en cuanto a temas eróticos y se aventuran al uso de juguetes sexuales.

Los juguetes sexuales pueden traer grandes beneficios cuando se incorporan a la rutina amorosa, ya sea si estás en pareja, si deseas explorar tus inquietudes eróticas o simplemente mitigar tus deseos en la intimidad de la alcoba. Usarlos con tu pareja ayuda a crear una conexión sexual profunda y fortalece la unión. También pueden llevarte a ti y a tu cónyuge a un punto máximo de excitación, provocando un orgasmo tan intenso que podría cambiar la dinámica con la que se conducen en la cama. En resumen, contribuyen a que tengas una vida sexual más placentera.

Dejando claro que el uso de los juguetes sexuales ya es aceptado por muchas mujeres, surge la pregunta ¿qué opinan los hombres al respecto? En lo personal yo me considero aventurero y de mente abierta, sin embargo en el afán de ofrecerles un panorama más completo decidí hacer un sondeo entre mis amigos. 

Cautelosamente abordé el tema y me di cuenta que los hombres son más renuentes al uso de juguetes. La mayoría de los entrevistados no incorpora métodos alternos en sus relaciones por dos razones: se sienten suficientes para complacer sexualmente a sus parejas o simplemente están conformes con el método tradicional.  No obstante, la mayoría estaría dispuesto a experimentar e incorporar los juguetes si sus parejas se  muestran interesadas o son ellas quienes lo proponen.

Un aspecto interesante que descubrí es el temor de ser reemplazados por el juguete sexual. Uno de mis encuestados contó que dudó de su capacidad para complacer  a su mujer luego de que ella sugiriera el uso de un consolador que medía el doble que su pene. Se sintió inseguro y temió que su novia se encariñara más con el objeto. Pero un consolador jamás podrá reemplazarnos, porque ellos no besan, no acarician, no dan placer oral, ni susurran al oído. Son sólo instrumentos para exacerbar el placer.

Por otro lado, la minoría de los participantes que dijeron sí utilizar juguetes sexuales, increíblemente son casados y muy seguros de su desempeño sexual, además,  en su vida de solteros ya habían experimentado con juguetes eróticos. Estos hombres incorporan vibradores o dildos en la fase de estimulación previa al coito o aros plásticos (estos ayudan a mantener la erección por más tiempo y pueden prolongar el orgasmo. La típica muñeca inflable no podía faltar pero esta es un accesorio típico del hombre soltero. Y por último, los estimuladores para la próstata conocida como el punto P del hombre. Sólo el dos por ciento de ellos ha experimentado con estos juguetes. Es indudable que la mayoría de los heterosexuales no desean experimentar con el punto P porque todavía existe el tabú o el prejuicio que la estimulación de la próstata ‘quita’ la hombría. En realidad el punto P es una zona sensible que pudiera llevar al hombre a tener múltiples orgasmos.

Te preguntarás cómo podrías iniciar una conversación con tu pareja acerca del uso de juguetes eróticos. Podrías abordar el tema mientras ven un programa de televisión, cuando caminen con su mascota o simplemente mientras toman una taza de café o su bebida favorita. No te recomiendo que lo traigas a colación durante un momento de intimidad porque podrías mandar una señal equivocada a tu pareja de que no es suficiente, especialmente si eres una mujer muy sexual. Una vez que hayas logrado inducir a tu pareja en el mundo de los juguetes sexuales y que él se haya graduado con honores, sugiérele explorar su punto P. Te lo agradecerá siempre.

Todo mundo habla de sexo a cada oportunidad que se presente. Son temas recurrentes en las reuniones de amigas o entre los hombres en el gimnasio, ¿entonces por qué no hablar abiertamente de juguetes eróticos con tu pareja?  Te reto a que te atrevas y des el primer paso que te llevará a una vida sexual plena. Diviértete experimentando en la intimidad de tu habitación con tu amado.

Información de Contacto

LUVAN MAGAZINE

Datos de Contacto