¿QUÉ PASA CUANDO ELLAS PROPONEN TENER SEXO?

Resultado de imagen para hombre traje gif

Escrito Por: Duque Barron

¡¡¡Híjole!!! ¡Qué preguntita! Hay demasiadas respuestas, tantas como hombres en este planeta, de manera que me tengo que limitar a hablar por algunos de los hombres que he conocido en mi vida (yo incluido). La respuesta depende de si es nuestra pareja quien propone sexo, una amiga “cercana”, una conocida casual o una desconocida.

Si se trata de nuestra pareja y hay suficiente química, creo que no dudamos en aprovecharlo, el problema surge cuando la relación está desgastada por la rutina y nuestra pareja ha dejado de ser ese “premio” que la vida nos había dado. Entonces el sexo puede volverse un tormento, una “obligación” más en nuestro agitado vivir, y créanme, no hay peor obligación que hacerlo a fuerza, y sobre todo en el caso de los hombres que ya pasaron por la edad de la fogosa adolescencia donde cualquier hoyo es trinchera

Por el contrario, si se trata de una “conocida” con la que en un principio no se establecen lazos por mutuo acuerdo, puede resultar divertido mientras dure, ya que por naturaleza las mujeres tienden a ir tomando poco a poco posesión de aquél a quien tendieron el lazo, mismo que en cuanto se sienta atrapado buscará casi sin pensarlo, la manera de escapar a otros brazos. Sobre todo, porque recordemos que el hombre por naturaleza es “cazador”, cuando se siente cazado, pierde su virilidad y acaba, poco a poco, produciendo menos testosterona.

Ahora bien, conozco al primo de un amigo (je je) que desde que tenía 17 años acostumbraba cazar mujeres mayores que él, haciéndose el inocente y permitiendo que ellas fueran las que le arrinconaran, aprovechándose de las lecciones de Kama Sutra que podían darle al pobre niño virgen.

Creo que en el caso de una chica que conocemos en una fiesta o en un antro, y ésta propone tener sexo, la respuesta dependerá de la edad, la educación y la condición socio-económica del macho en cuestión, ¿por qué digo esto? Estoy asumiendo que el hombre en cuestión está en sus cinco sentidos (cosa rara últimamente) y por ello puede considerar los riesgos y protegerse de una posible enfermedad sexual, ya que lo primero que pensamos es que si nos lo propone apenas conociéndonos, debe de hacerlo con todos los que puede y cada vez que se le antoja. Obviamente este tipo de chica rara vez será considerada para una relación seria, a menos que el hombre tenga baja autoestima. 

Recordemos también que muchas mujeres conocen perfectamente el poder del sexo y lo aprovechan al máximo para obtener dinero y poder de sus hombres, ya que una vez desenvainada la espada saben que pensamos sólo con una cabeza, y no es precisamente la que está sobre los hombros. En resumen: El hombre común no lo pensará dos veces, tomará la oferta. El hombre con mayor conciencia no siempre le entrará.

Imagen relacionada

TE QUIERO, PERO NO TE ENTIENDO...

Imagen relacionada

Escrito por Marco Hernández

Cuando hablamos de interacción
humana es primordial señalar que
contamos con un lenguaje estructurado
que nos permite tener un primer acercamiento.
No obstante, y paradójicamente,
una buena comunicación no es tarea
fácil, puesto que, como es de dominio
público, no siempre comunicamos
lo que queremos o percibimos que
no se entiende lo que esperábamos
transmitir; sin embargo, esto no impide
que siempre comuniquemos mediante lo
expresado, ya sea oral, escrito o corporal.
Tratándose de las relaciones de pareja,
los especialistas en la materia señalan
que la comunicación es fundamental,
fungiendo como una de las bases para
que la díada perdure. Es necesario recordar
el primer acercamiento con la
pareja; “cuando la comunicación es fluida”,
incluso existe una especie de click
que se da inmediatamente, en ocasiones
incluso, sin mediar palabra. Lo que comienza
como química pura se convierte
en la gasolina que alimenta el motor de
la comunicación; es evidente que existen
múltiples factores para que ésta sea
buena y se mantenga, o estrategias para
mejorar de manera individual lo que comunicamos,
para, en el mejor de los casos,
evolucionar juntos.
Sin embargo, nos interesa abordar lo
más evidente aún: No Tenemos Una
Buena Comunicación. Si tomamos
en cuenta que se necesitan sólo tres
elementos para una buena comunicación:
un transmisor, un receptor y un
mensaje, ¿Qué es lo que pasa? ¿Será que
no sintonizamos? ¿Será que se requiere
un conocimiento previo de la pareja
para que los elementos mencionados garanticen
una transmisión adecuada de
nuestros mensajes?

Resultado de imagen para HOMBRE TRAJE SIN CARA gif

Algo que me gustaría señalar, es que LA
TECNOLOGÍA, específicamente el uso de
las redes sociales como medios de comunicación,
en la actualidad dificulta una
lectura clara de la situación. La gente de
mi generación y más old school, del tipo
de contacto cara a cara, un café y una
buena charla sin celulares, que por necesidad
tienen algunos años utilizando
WhatsApp o Facebook, hasta ahora no
logramos entender muchos de lo que
se juega en la interacción virtual. Frases
como: “Me dejaste en visto, ya no me
mandas mensajes como antes”, ¿es
pregunta o afirmación?, y quizá de entre
las más absurdas: “¡Ya no me emoticoneas
como antes!”, lo que sólo evidencia
una mala comunicación basada
en suposiciones; al creer que conocemos
al otro, algunas cosas se infieren
pero sin los mejores resultados. Esto es
algo que para la mayoría de las personas
vinculadas con la modernidad resulta
imprescindible al demostrar este amor
estereotipado o, en otras palabras, estar
“in y andar a la moda hasta en materia de
vinculación de pareja”.
El famoso psicoanalista Jaques Lacan en
una de sus máximas menciona:
“Usted puede saber lo que dijo al otro,
Pero no saber lo que el otro entendió.”
Y usted quizá podría pensar, ¿Cómo es
esto? ¿No se supone que si tengo una
buena comunicación esto no pasaría?
Quien ha tenido una relación entenderá
el punto; al interpretar la realidad de diversas
formas, cada cabeza es un mundo
de ideas bien constituidas, lo que dificulta
llegar a un consenso. Cosas que
se sienten, pero no se hablan, se comunican
mucho, pero como la percepción
es distinta, surgen brotes de roces que
en ocasiones derivan en que la relación
termine o perdure, pero cada loco con
su tema, en una especie de estabilidad
imaginaria construida por ambos.
Ahora bien, no siempre se juegan suertes
como la falta de empatía o el no saber
demostrar el cariño. Muchas veces sucede
que la expectativa es alta y tendemos
a suponer erróneamente que el otro
reaccionará y demostrará su interés o
amor de la manera en que nosotros lo
haríamos olvidando que es otro ente,
que piensa y siente diferente.
Es un hecho innegable que nunca terminamos
por conocer a alguien, por lo
tanto, es necesario que ante la falta de
un buen entendimiento abordemos a
nuestras parejas y seamos claros ante X
o Y situación que se presente; algo que
sin duda es complejo y enigmático. Con
esto no se pretende animar a los pesimistas
a seguir aislados, sino más bien
concientizarnos acerca de lo difícil que
resulta “Tener una buena comunicación
que vaya más allá de una simple interacción
o vagas interpretaciones y que
depende en mayor medida del conocimiento
de uno mismo con su interior, que
de uno con el ambiente”, para compartirlo
con otro. Tal vez así, podríamos comunicarnos
en lo sucesivo de manera clara,
coherente y genuina en relación a lo que
deseamos o esperamos de nosotros y
de nuestra pareja.

Resultado de imagen para HOMBRE TRAJE SIN CARA gif

"YA NO ERES COMO ANTES..."

ellospiensan1

POR: MARCO HERNÁNDEZ

 

Existen ocasiones en que se mal interpreta la forma literal y primitiva que tenemos algunos hombres para demostrar el cariño. Hay que ser claros en un punto, cuando queremos plantar ciertas bases para ganar puntos con la susodicha conquista en cuestión, la mayoría de nosotros agotamos los medios a nuestro alcance para lograr nuestro objetivo.

Este encuentro construido por interacciones previas a manera de amistad disfrazada nos permite ejercer cierto control sobre la situación, donde se intensifica si sabemos que la mujer que nos gusta siente un interés por nosotros.

De este modo tenemos un acercamiento hacia nuestro deseo que se ve camuflado por: invitaciones a salir, charlas de café, una película de moda o algo así, y una que otra cervecita, según sea el caso. Adquirimos cierto rol conquistador, a manera de faceta, sin que nuestra chica elegida se sienta invadida o asfixiada. Es evidente que ambos sexos asimilamos el enamoramiento y sus etapas de manera distinta, pero, ¿qué sucede cuando la conquista se vuelve seria? Convirtiéndose en una relación, en donde las chicas esperarían que el comportamiento de su macho sea el mismo del tipo buenmozo que las cortejo al inicio… Ya en este nivel es necesario comprender que no es por falta de interés el hecho de no llevar flores como antes, o resaltar las partes bellas que como mujer única tiene cada una, no es por flojera ni mucho menos indiferencia, no es que repentinamente nos cansáramos de demostrar el cariño, o no seamos más los tipos románticos de antes, y en el peor de los casos, no es que no las amemos ya… sólo que resulta complejo sustentar la relación en otras bases que no sean obtener lo obviamente, ya obtenido.

Resultado de imagen para hombre TRAJE gif

Platón afirmaba que “se desea lo que no se tiene”, cuando lo obtenemos, nuestro objeto de amor se vuelca en alguien más, (ALGO QUE NO TENEMOS). Así que no es descabellado pensar que en el momento en que sentimos segura la relación, a nivel de afecto o emoción, comienza una caída libre y en picada de la misma que dará como resultado que nos fijemos en alguien más quien será testigo de nuestra mejor cara, o peor aún quizá, que alguien se fije en nuestra pareja.

Resultado de imagen para hombre Y MUJER gif

Ahora bien, (esto aplica también para ellas), en donde al sentir cierta estabilidad también su comportamiento se ve distorsionado, ya no son las mujeres receptivas de antes, (al menos no con la pareja) se han vuelto demandantes y posesivas, posicionándose como las buenas del cuento que tienen al ogro en casa que nos las valora ni trabaja por fortalecer el amor que es de ambos.

¡Y así no es la cosa señoras y señores! Vivimos en un tiempo donde como sociedad las opciones sobran, donde es sencillo no complicarse la vida con alguien y por ende desechamos lo que no sirve o satisface en cuanto pierde su efecto o utilidad, en muchos casos cambiándolo, “mejorando”. No intento tornarme moralista chapado a la antigua hablando sobre la creciente falta de interés de nosotros los jóvenes hacia el compromiso.

Sin embargo, me gustaría señalar que como seres cambiantes, complejos y caprichosos que somos, (HOMBRES Y MUJERES) es lógico suponer que nuestros vínculos afectivos se vean afectados, el cómo nos comprometemos con ellas tendría nuevos significados, las tácticas de conquista se ven sustituidas por muestras de amor que van más allá de la búsqueda de simple y banal sexo de una o varias noches.

Resultado de imagen para hombre traje  gif

Así que ante los “repentinos cambios” evidentes en nuestra actitud y las afirmaciones o diversas suposiciones formuladas de tipo: ¡cómo has cambiado! Las féminas antes habrían de preguntarse: ¿cómo han contribuido a estos cambios?, ¿si son o no el motor, o espejo que los retroalimenta? Por lo tanto, es motivo suficiente para sustentar que ante la primicia de cambio en el hombre, existe un cambio en la mujer, por lo que es TAREA DE AMBOS mejorar la interacción, así como la posibilidad de una metamorfosis de ese deseo, (conquista). El panorama puede mostrarse favorable y sustentar las bases de equidad en una relación estable donde ambas partes trabajan por objetivos en común, la fortaleza en la estructura armoniza con el ambiente. El amor se hace y está en el aire, pudiendo ser con el otro, existiendo a partir de la mirada del otro, por que al final, sin ese reconocimiento que nos gusta e interesa, no seriamos nada.

Información de Contacto

LUVAN MAGAZINE

Datos de Contacto