EL AMOR EN LOS TIEMPOS DE LUCHA

Resultado de imagen para ryan reynolds gif
 
Escrito por Marco Fernando Hernández.
 
Hace ya tiempo que se le ha dado relevancia a la condición de millones de mujeres en el mundo de ser madres solteras , condición a la cual el ingenio mexicano ha llevado de la admiración y el respeto, a la burla y mofa en redes sociales, denominándolas “mamás luchonas” o también conocidas como “4x4”.

Al ser un apartado tan polémico y contrastante en opiniones, es evidente que el efecto social que pudieran tener dichos contenidos responde en parte al sexismo y machismo impuesto en una sociedad que lo sostiene desde distintos ángulos, al cual todos aportamos nues- tro grano de arena.

Por lo tanto, no es de mi interés profundizar ni tocar fibras sensibles en torno a la percepción social de dicho sector. Sin embargo, quizá sí sea probar un punto que tendrá que ver con el mismo posicionamiento, partien- do de la tan comentada equidad de género.

¿Porque nadie habla de los hombres? Pues sí, pareciera que caemos en el juego histérico, y ahora la demanda viene del género opuesto.

El punto es, ¿Qué pasa con los hombres separados?, obviamente estoy hablando de la “excepción” de aquel mínimo porcentaje que se salva y como dicen, aún valen la pena. En mi experiencia no es sencillo entablar algo sólido con alguien después de un rompimiento. La carta de presentación versa sobre lo relevante, más allá de las trivialidades, la máxima solía ser: “soy separado y tengo un hijo con mi ex”. Algo que puede hacer correr a la chica más intrépida o  perezosa.  Recuerdo  la  historia del primo de un amigo que recién terminaba una relación:

Transcurrido un año y habiendo tramitado mi separación, era la primera vez que me animaba a volver a las andadas, pues el cuerpo no era el mismo (ni el deseo). Aun así, corriendo con algo de suerte encontré una diosa con la cual congeniar, donde me estacione largo tiempo (1 año y medio), lo cual que era mucho para mí, ella pasó por alto muchísimas cosas, incluso el tiempo que yo le dedicaba a mi hijo, pues como no tenía la cer- teza de “a dónde iba lo nuestro” trataba de no involu- crarla en la relación con él. No les diré que todo iba bien, pero fue por mucho lo mejor, algo excelso que no esperaba… y que un buen día, termino. Su argumento.

– ¡Nunca seré tu prioridad! Tú tienes un hijo.

Yo entendía perfectamente a lo que se refería, no era desprecio o falta de comprensión de su parte. Ella me- rece alguien con una historia a su lado desde cero. Esto suponiendo que nos guste lo anticuado, ya que en la actualidad es usual encontrarte un mundo de personas divorciadas, separadas, felizmente solteras o empareja- das (no hay regla), pues creemos en los cambios a partir de nuestros errores, y lo reitero los nuestros, porque no entendemos una realidad hasta que nos sucede. Esa relación acabó como muchas otras, y resulta curio- so que a partir de ahí, si se pone la suficiente atención, encontramos patrones, si bien no a todas las damas  les importa tu pasado y si estas separado o tienes hijos (siempre que no seas un mediocre), pero la mayoría no entenderá en su totalidad tu condición de papá solte- ro. Eso me deja ver el granito de arena que hombres y mujeres aportamos para que se sostenga el sexismo en tiempos de equidad de género, donde hacemos me- mes de las mamás luchonas y hacemos menos a los papás “deudores”.

Sin duda la igualdad o equidad de género es utópica, quien piense lo contrario puede observar evidencias en nuestro comportamiento social que mantienen el orden establecido. Por lo que considero es menester normalizar la situación de millones de padres solteros en el mundo, innovando en el ajuste de percepción, para no caer en la victimización, pues sin duda ser madre o padre soltero no te hace especial. y ojo, con esto no pretendo desacreditar la hermosa labor que realizan al criar a sus hijos sin ayuda de la pareja progenitora, no obstante, marcar una distinción sólo acarrea un trato “distinto” y es ahí donde se jode nuestra hambre de equidad de género.

En este sentido la modernidad aporta un efecto devastador, es innegable que los tiempos han cambiado y por ende los comportamientos de las personas también, quizá sea por eso que hoy en día para algunos resulte grato burlarse de la situación que viven los solteros o separados con compromiso, aunado al hecho de que cada vez existen menores cosas por las cuales sentir un profundo respeto o admiración. Así mismo, enfatizo el uso del poder mediático que ofrecen las redes socia- les pudiendo ser utilizado de manera constructiva, y no sólo para hacer mofa de las diferencias. En todo caso las redes son solo un reflejo de la cosmovisión social, es decir, si existe poco o nulo respeto hacia todo y todos, es quizá una señal del valor que hemos perdido en lo individual, disfrazándolo de libertad para hacer o decir casi cualquier cosa.

y es ahí cuando me pregunto, ¿no podríamos rescatar algo constructivo? y más allá de eso, ¿no podríamos romper nuestros paradigmas culturales en torno a las mamás o papás luchones 4x4 y verlos tal cual son? , personas con hijos. Abrir nuestra mente para las segundas y terceras oportunidades para ser mejores, creyendo en el otro independientemente de  parecer  un  ser errante, porque al final, ¿quién no lo es? Entenderlo nos hace personas,  pero  llevarlo  a  la  práctica  nos  da la empatía que le asigna un sentido, nos convierte en humanos orientados a la verdadera evolución.

El síndrome de Peter Pan

Resultado de imagen para sindrome de peter pan hombre

Escrito Por Duque Barrón

Aunque el Síndrome de Peter Pan (El hombre que nunca crece) fue acuñado   y aceptado en el año de 1983 con la publicación de un libro con ese nombre, deriva de situaciones propias de la era de la modernidad (post-industrial), don- de la exigencia social hacia el “desempeño” personal, según mi opinión, provoca una evasión de responsabilidades propias del individuo que por su edad, tendría que irse incorporando de manera responsable a la sociedad. Aunque no existe evidencia que demuestre que sea una enfermedad y no se encuentra listado en el MANUAL DIAGNÓSTICO ES- TADÍSTICO DE LOS TRASTORNOS MENTALES, tiene repercusiones serias tanto en la familia como en la sociedad y vale la pena hablar de éste, ya que hasta ahora el tratamiento que se sugiere es el que corresponde a toda neurosis, pues su característica más fuerte es la negación de la disfunción.

Independientemente de  la  ansiedad  y depresión constantes con que vive quien lo padece, queda obviamente la incapacidad para ser autosuficientes y para aceptar y reconocer el proceso de envejecimiento; todo esto, derivado del recuerdo de una infancia que se vivió bajo una coraza demasiado protectora por parte de los padres, una infancia “demasiado feliz”, qué ironía, ¿no?

El sujeto continúa viviendo protegido por una especie de coraza psicológica para no advertir el paso del tiempo pero, por una serie de circunstancias imprevisibles, esta coraza desaparece de vez en vez y lo deja desnudo frente al espejo de una vida dolorosamente irrealizada al lado de una pareja equivocada o en muchos casos en soledad absoluta y con una autoestima sumamente baja.

Entre  los  famosos  de  este  siglo tenemos a Michael Jackson, quien tenía tanta identificación con esa parte de la perso-nalidad infantil que mandó construir en su rancho un parque de diversiones al que llamó “Neverland Valley Ranch” en alusión a la tierra de “Nunca Jamás” don- de transcurre el cuento de Peter Pan. Si bien el talento impresionante con que Jackson contaba le permitió lograr una “realización” y hacer una aportación monumental a la música POP -ya sabemos su triste final-, pero desconocemos el estado actual de sus hijos, ¿cómo podemos imaginar que haya formado a estos seres cuando estaba en tal estado de negación de la adultez?

Yo pensaba en un principio que este padecimiento era propio de las sociedades sobreprotectoras como la latina, pero Sigmund Freud ya hablaba de la fijación, refiriéndose de alguna manera al estancamiento de la evolución de la personalidad.

Sin embargo, sabemos que en nuestra sociedad latina sobreprotectora encontramos muchísimos casos de personas que a los cuarenta años continúan viviendo con y de sus padres, algunos incluso se escudan en ser “eternos estudiantes”, aduciendo su gusto por aprender o pre- tendiendo realizar proyectos personales que jamás terminan. Estas personas lo- gran engañarnos muchas veces.

Ahora bien, el tema de “crecer” muchas veces implica negar la parte más pura de la personalidad que es la infancia, y aquí surge la controversia de identificar erró- neamente tal “pureza” con una enferme- dad psicológica.

¿A qué se refería Jesús con: “Bienaventurados los puros de corazón porque de ellos es el reino de los cielos”? Te lo dejo de tarea, yo ya me voy a ver una serie para adultos.

MALENTENDIDOS

Resultado de imagen para peleas amorosas movies gif

Por Julio Lozano

Hace tiempo que quería escribir algo respecto este común pero tan complicado tema, los “malentendidos”, y sí, una vez más las redes sociales son protagonistas en las relaciones, no sólo de pareja, sino humanas en general. Es bien sabido por todos que muchas veces la comunicación vía whatsapp, inbox o cualquier red social, no es la más adecuada, pues puede ayudar a pasar de una relación bastante armónica a una nada envidiable guerra de sexos.

 

Personalmente ya me ha pasado que vía mensajes de texto he tenido decenas de malentendidos que terminan en una pelea, y ya sabemos lo difícil que es ganarle una mujer. Lo que pasa con esto es que al momento de escribir, no le damos ni tono ni intención a las palabras, por lo que nuestra pareja puede tomarlo en el sentido y tono que ella entienda en ese momento.

 

Hace un par de años tuve una compañera de trabajo que me hizo aprender mucho sobre las mujeres, y claro, no todas las mujeres son iguales así como tampoco lo hombres lo somos, aunque ustedes insistan en demostrar lo contrario. En fin, esta compañera de la que les hablo era particularmente una experta en planear “malentendidos”, sí, planearlos. Pues resulta que su novio viajaba mucho y su comunicación era casi siempre por teléfono, mensajes y redes sociales, por lo que ella siempre utilizaba a su favor esos mensajes para inventar un malentendido y generar 62 63 una pequeña riña con su novio, donde él tenía que ingeniárselas para contentarla ya sea con un viaje, un día de shopping, una cena o cualquier regalo.

Pues bien, es tan complicado que se relajen un poco, que entiendan que no todo puede ser perfecto, que todo cambia, que existen los contratiempos, que si alguien nos saluda no quiere decir que sea nuestra amante, ligue o lo que quiera que ustedes se imaginan.

Intenten
ser más receptivas, manténganse tranquilas, no se hagan juegos mentales, no entiendan lo quieran entender sólo por conveniencia. Lo que decimos, eso es, ni más ni menos. Si tienes una duda sobre tu novio, pregúntale, no supongas.

Si no entendiste un mensaje, llámale y dile que no te quedo claro, no sólo pelees o sigas la conversación molesta.

 

Recuerden que si están en una relación es porque ambos tienen un objetivo en común, no sólo para pasar el rato (quiero imaginar). Las relaciones humanas son para conocer fondo la otra persona comprobar si es la adecuada o no para compartir más de nuestro tiempo espacio, pues en definitiva son para buscar a nuestro compañero de vida y me parece absurdo mantener una relación de estira y afloja con cosas como los “malentendidos” con quien se supone es la persona que  amamos y con quien queremos compartir  los momentos especiales. Mujeres, digan sólo lo que quieran decir, entiendan sólo lo que decimos, no más, no menos.



¿QUE PASA CUANDO ELLAS SE QUEDAN SECAS Y ELLOS SE SIENTEN ABANDONADOS?

 

Resultado de imagen para hombre  triste gif

Escrito Por: Duque Barron

Ciertamente podría decirse que existe la posibilidad que se cuele una “roba maridos”. Aquí dependerá de la calidad del vínculo de pareja. Si éste es sólido y la situación no se prolonga por mucho tiempo, el hombre tenderá a buscar actividades que compensen esa sensación y si tiene un grupo de amigos, ellos podrían ayudar al menos a distraer un poco; pero si la situación se prolonga, lo más común es que el hombre comience a darse “licencias” que eventualmente podrían acabar con la relación o por el contrario, permitirle
compensar el desinterés sexual de la pareja y evitar la separación que normalmente acarrea ajustes que castigan demasiado la economía.

Recordemos que la naturaleza del hombre le dificulta estar “sólo” en términos de pareja. La mujer tiene mucha más facilidad en cambio para “rehacerse” después de un fracaso, mientras que el hombre simplemente tiende a estar disponible casi de inmediato aunque tenga el corazón roto.
Recuerdo un comentario que me hizo un guardia del condominio donde vivía yo hace unos años y que de una manera u otra refleja el sentir de muchos hombres, aunque dependiendo del estrato social se redactaría de diferente manera y aun cuando se puede tachar de “Machista”, forma parte de nuestra realidad cultural latina:
“Hay que tener siempre dos mujeres para que así, cuando una se enoje al menos tienes otra que te eche tus tortillitas”.
Obviamente tratándose de mujeres, yo diría que si no entendemos a una menos vamos a entender a dos y eventualmente estaremos cavando nuestra propia tumba.
Dicen algunas mujeres que ellas sólo se entregan a un hombre cuando el corazón está comprometido, cuando están enamoradas, y digo “algunas” porque muchas otras, sobre todo entre los 16 y los 30 años
de edad, se dedican a darle vuelo a la hilacha deportivamente sin ponerse a pensar más que en el placer de sentirse “activas sexualmente”. La mujer, después de tantos siglos de opresión, ha tomado el rol que antes se atribuía solamente a los hombres. Entonces, retomando el título de este artículo: ¿Cuándo y cómo es que la mujer se seca y abandona al hombre? Mi respuesta sería que cuando la rutina envuelve la relación y la mujer está agobiada por la atención a los hijos y la sensación de descuido a su persona y a su desarrollo profesional.
Antes bastaba ser madre para sentir realización, ahora reclaman el derecho a seguir siendo también parte de la población económica y profesionalmente activa; y, en mi experiencia personal, más nos vale proporcionarles los medios para ello si no queremos que la situación de abandono a nuestra persona se torne en violencia y
recriminación.

El problema es que se requiere mucha inteligencia para no tomar de forma personal los reclamos y esa capacidad difícilmente se adquiere antes de los 50’s, de manera que podríamos concluir que en la mayoría de los casos tendremos como resultado el fin de la relación.
Para muestra basta ver los índices de divorcios en la actualidad mismos que, si registraran las relaciones “libres” con o sin hijos, se incrementarían de manera exponencial.

Resultado de imagen para zac efron sad gif


Y tú, ¿qué opinas?

¿QUÉ PASA CUANDO ELLAS PROPONEN TENER SEXO?

Resultado de imagen para hombre traje gif

Escrito Por: Duque Barron

¡¡¡Híjole!!! ¡Qué preguntita! Hay demasiadas respuestas, tantas como hombres en este planeta, de manera que me tengo que limitar a hablar por algunos de los hombres que he conocido en mi vida (yo incluido). La respuesta depende de si es nuestra pareja quien propone sexo, una amiga “cercana”, una conocida casual o una desconocida.

Si se trata de nuestra pareja y hay suficiente química, creo que no dudamos en aprovecharlo, el problema surge cuando la relación está desgastada por la rutina y nuestra pareja ha dejado de ser ese “premio” que la vida nos había dado. Entonces el sexo puede volverse un tormento, una “obligación” más en nuestro agitado vivir, y créanme, no hay peor obligación que hacerlo a fuerza, y sobre todo en el caso de los hombres que ya pasaron por la edad de la fogosa adolescencia donde cualquier hoyo es trinchera

Por el contrario, si se trata de una “conocida” con la que en un principio no se establecen lazos por mutuo acuerdo, puede resultar divertido mientras dure, ya que por naturaleza las mujeres tienden a ir tomando poco a poco posesión de aquél a quien tendieron el lazo, mismo que en cuanto se sienta atrapado buscará casi sin pensarlo, la manera de escapar a otros brazos. Sobre todo, porque recordemos que el hombre por naturaleza es “cazador”, cuando se siente cazado, pierde su virilidad y acaba, poco a poco, produciendo menos testosterona.

Ahora bien, conozco al primo de un amigo (je je) que desde que tenía 17 años acostumbraba cazar mujeres mayores que él, haciéndose el inocente y permitiendo que ellas fueran las que le arrinconaran, aprovechándose de las lecciones de Kama Sutra que podían darle al pobre niño virgen.

Creo que en el caso de una chica que conocemos en una fiesta o en un antro, y ésta propone tener sexo, la respuesta dependerá de la edad, la educación y la condición socio-económica del macho en cuestión, ¿por qué digo esto? Estoy asumiendo que el hombre en cuestión está en sus cinco sentidos (cosa rara últimamente) y por ello puede considerar los riesgos y protegerse de una posible enfermedad sexual, ya que lo primero que pensamos es que si nos lo propone apenas conociéndonos, debe de hacerlo con todos los que puede y cada vez que se le antoja. Obviamente este tipo de chica rara vez será considerada para una relación seria, a menos que el hombre tenga baja autoestima. 

Recordemos también que muchas mujeres conocen perfectamente el poder del sexo y lo aprovechan al máximo para obtener dinero y poder de sus hombres, ya que una vez desenvainada la espada saben que pensamos sólo con una cabeza, y no es precisamente la que está sobre los hombros. En resumen: El hombre común no lo pensará dos veces, tomará la oferta. El hombre con mayor conciencia no siempre le entrará.

Imagen relacionada

Información de Contacto

LUVAN MAGAZINE

Datos de Contacto