Электроинструмент Makita по низким ценам
knee surgery

S.O.S. Tips para rescatar tu piel y cabello después del sol

Sunburn

Pasar tiempo en la playa es maravilloso e increíble hasta que regresamos a casa sintiéndonos como fruta deshidratada. Por lo que aquí te damos algunos consejos sobre cómo cuidar tu piel y cabello después de un día soleado en la playa, para garantizar que se mantenga bello, fuerte, flexible y saludable.

Rostro

Lava bien tu rostro para evitar que tus poros se tapen con todos esos residuos de protector solar, sudor, arena, etc. Si no te quemaste, puedes realizar una exfoliación ligera (con azúcar morena o avena) y no olvides humectar. El error número uno de todos cuando vamos a la playa es no usar crema, porque el sudor y el clima nos engañan; pero la piel tiende a deshidratarse más con el sol y el viento. Por lo tanto, humecta todos los días, puede ser con un aceite ligero o tu crema favorita, pero evita a toda costa las que contengan retinol o ácido salicílico, ya que te pueden irritar y resecar aún más.

Si crees que necesitas más hidratación, puedes aplicar mascarillas con aloe vera o agua de rosas por las noches y para calmar tu piel después de tantos días bajo el sol, guarda tu tónico de uso diario en el refrigerador. Así cuando lo apliques, estará frío y ayudará a refrescar, calmar y regresar tu piel a su tono original.

Si te quemaste, trata la zona de inmediato aplicando compresas de leche. Ya que el ácido láctico ayuda a eliminar las células muertas de la piel sin ser abrasivo. También las proteínas y vitaminas A, D y E, son súper calmantes y la grasa de la leche funciona como un antiinflamatorio.

Cabello

El cabello no muestra los efectos del exceso de sol tan rápido como la piel, pero también sufre los estragos. A todas nos encanta el efecto del agua de mar en nuestro cabello, pero eventualmente debemos lavarlo. Usa un shampoo humectante, especialmente si tu cabello es chino, y masajea muy bien el cuero cabelludo para retirar todos los restos de arena y sal. Una vez en casa puedes probar el famoso “co-washing” y solo lavarlo con acondicionador, para evitar quitarle aún más sus aceites naturales.

Si notas que comienza a debilitarse, quebrarse o sentirse más seco de lo normal, aplica un acondicionador profundo o una mascarilla humectante una vez por semana (puede ser casera a base de aceite de oliva o aguacate o comprada en tu tienda favorita). Si las puntas comienzan a abrirse, puedes aplicarles un poco de aceite de oliva o jojoba y alejate de las herramientas de estilizado calientes por unas semanas.

Por último, no olvides beber más agua y comer frutas como moras, sandía y pepino, ya que contienen antioxidantes y altos niveles de agua, con los cuales tu cuerpo se beneficiará.

Información de Contacto

LUVAN MAGAZINE

Datos de Contacto