Электроинструмент Makita по низким ценам
knee surgery

VIÑEDOS Una riqueza más de México

 Imagen relacionada

Por Karen Herrera S.

Hablar de vinos puede ser tan fácil o complicado según nos adentremos en el tema, lo cierto es que resulta igual de fascinante para expertos y principiantes, y es que todos disfrutamos de un buen vino, la alta cocina, el contacto con la naturaleza y una buena compañía. El destino ideal para vivir una experiencia de este tipo se encuentra en el Valle de Guadalupe, territorio en donde se produce el 90% del vino Mexicano y que cada vez cautiva más paladares alrededor del mundo.

Esta aventura llega con muchas sorpresas por revelar. Los paisajes que las carreteras ofrecen parecen sacados de una postal. Con el Océano Pacífico, las montañas rocosas y la tierra cobriza como protagonistas, alcanzamos a ver como en medio de estas montañas se asoman impresionantes campos perfectamente delineados en donde crecen las uvas que, bañadas por la brisa del mar, dan cuerpo a los mejores vinos, gracias a su clima que puede oscilar entre los 40℃ y los -5℃.

Este clima también se vuelve el responsable de espléndidos atardeceres e inspiración de grandes arquitectos, quienes le han dado a esta zona de nuestro país un aire sofisticado, acogedor, minimalista y en perfecta armonía con la naturaleza. Cuando visites el Valle, date la oportunidad de simplemente escuchar y deja que las aves y el viento jugando con las plantas y construcciones te sorprendan.

Toda lo que comas y tomes en esta región representa un reconocimiento a lo mejor que los campos, huertos y mares mexicanos nos ofrecen cada día, lo que ha hecho de la gastronomía del lugar una invitación a consumir lo local.

Llegar es muy sencillo, hay dos rutas principales y ambas con carreteras panorámicas, dos horas desde el aeropuerto de Tijuana o 30 minutos desde Ensenada. Existe una amplia oferta para que te hospedes en Valle de Guadalupe con opciones para todos los presupuestos, gustos y diseños, ya que ahora hay opciones para que duermas en medio de un viñedo, dentro de una burbuja gigante que te permite ver las estrellas más brillantes, lujosos campings o bien en pequeñas construcciones enclavadas en los cerros que ofrecen hermosas vistas.

Otra de las ventajas de alojarte aquí es que no debes preocuparte por manejar en carretera, incluso ahora Uber ofrece la opción de contratar un conductor durante el día. La mayoría de los viñedos están un poco retirados uno de otro por lo que es importante hacer un itinerario, si es posible rentar carro y en la medida de lo posible hacer reservaciones. Para prevenir el consumo de alcohol las vinícolas cierran a las 17:00 hrs. pero restaurantes y bares continúan abiertos hasta las 20:00 hrs.

Mucha gente cree que un fin de semana largo basta para conocer el Valle, la realidad es que para  disfrutar de este único, mágico y misterioso lugar que contrasta lo ancestral con lo moderno, lo tradicional con lo innovador, el verde de los viñedos y el ocre de los cerros; una visita no basta, querrás regresar cuantas veces sea posible y te aseguro que siempre encontrarás algo nuevo, cada época del año a su vez representa una experiencia diferente, pero claro, hay un par de lugares que no debes perderte al menos en tu primer visita:

Cuatro cuatros:

Bienvenido a uno de esos lugares que se convertirán en tu spot favorito. Debes subir al mirador Bura (te cobran $100 por carro), no hay mejor lugar para comprender la palabra inmensidad y observar los rayos del sol colándose entre las nubes en un vano intento por calentar las heladas aguas del Pacífico. Te recomiendo que lleves suéter y que programes esta visita al final de tu día, no vas a quererte ir.

Monte Xanic:

Sin duda visitar este lugar genera en cualquiera una profunda conexión con la naturaleza. Una vitivinícola cuyo nombre proviene de la lengua indígena Cora y significa “la flor que brota después de la primera lluvia”, cuenta con una cava única en América Latina y posee numerosas medallas en el mundo, si bien la mayoría de las etiquetas son fáciles de encontrar en el país, este lugar conserva algunas de sus reservas exclusivamente para sus visitantes.

L.A. Cetto:

Sin duda alguna el viñedo con mayor tradición y trayectoria de México, cuentan con una variedad impresionante de uvas, más de 300 medallas en competencias internacionales celebran su compromiso con la calidad. Actualmente L.A. Cetto exporta a más de 28 países y su Petite Sirah ostenta el título del vino mexicano más vendido en el mundo. Sin duda una visita obligatoria.

Adobe Guadalupe:

Un proyecto que busca honrar los sueños y la vida, al igual que otras casas cuenta con su propio hotel y ofrece distintas actividades a sus asistentes, como cabalgar entre los campos donde crece la vid. Sus procesos aún son semi industrializados manteniendo así una producción relativamente pequeña, sus vinos llevan el nombre de los arcángeles y muchos se venden incluso antes de la cosecha.

Bien sabemos que en gustos se rompen géneros, es por eso que a pesar de mis recomendaciones, quiero invitarte a que te pierdas entre los caminos del Valle, te atrevas a tomar la siguiente salida, degustar los vinos de la vinícola más nueva, la más excéntrica, las más longeva y que nunca te niegues a la oportunidad de intercambiar palabras con otros visitantes y con la gente del lugar, al final, todos estamos aquí por un mismo motivo: ser felices y brindar por ello.

Recomendaciones:

  • Lleva al menos un abrigo.
  • Considera de 1:30 a 2:00 hrs. por viñedo.
  • Los viñedos cierran a las 17:00 hrs.
  • Es mejor rentar carro.
  • Probar las langostas en Puerto Nuevo.
  • El precio promedio por degustación va de los $100 a $300 pesos.
  • Comer en Altozano o La Esperanza.
  • En agosto son las vendimias y hay eventos increíbles.
  • Que no falten las fotos en Bruma y Encuentro Guadalupe.

Información de Contacto

LUVAN MAGAZINE

Datos de Contacto