Chiapas: entre la exuberancia boscosa y la riqueza cultural

Resultado de imagen para chiapas

 

Por Ana Estrada.

 

De las entrañas del denso bosque nacen lagos profundos, de agua helada y de azules penetrantes. El frío del lugar contrasta con el sol brillante, que revela los colores del parque Lagunas de Montebello. Esta área natural protegida, de más de 6 mil hectáreas, alberga 59 lagos que se alimentan de agua subterránea. Todos, de alguna forma, se comunican entre sí por túneles llamados uvalas que pasan por debajo de las montañas, es decir, son antiguos cenotes unidos gracias a la corrosión de la roca caliza y los derrumbes.

Resultado de imagen para chiapasPara llegar a las Lagunas de Montebello hay que salir de Comitán, y se recorren unos 60 kilómetros hasta el parque. Los lagos que te reciben son Yashan, La Cañada y Perol, en donde se pueden hacer caminatas; después está el lago Pojoj con su islita interior que puede visitarse en una de las lanchas que rentan y, al final, Tziscao, uno de los más grandes que colinda con la frontera con Guatemala y donde hay restaurantes y tiendas de artesanías.

Dentro del parque se puede contratar un guía, que por unos 400 pesos, te llevará a recorrer hasta 12 lagos. El bosque guarda uno de los secretos más bellos del estado: las cavernas del Puente de Dios, con más de 40 metros de altura y que limita con la zona arqueológica maya de Chinkultic. Es justo esta mezcla de belleza natural e historia precolombina lo que caracteriza a Chiapas y la coloca como el perfecto ejemplo del sincretismo: las raíces indígenas, profundas y arraigadas, se mezclaron con las enseñanzas de la colonia y crearon un lugar único en el país, tan rico y exuberante en cultura y tradiciones, como sus bosques y selvas.

Lo mejor es llegar desde temprano al parque para disfrutar todo el día y volver a Comitán por la noche, pero se pueden rentar cabañas o, los aventureros, pueden acampar en las zonas asignadas sin inconveniente, pues el clima es templado, aunque lo más conveniente es hacerlo entre noviembre y abril, que es tiempo de sequía, pues los demás meses llueve constantemente.

Uno de los grandes tesoros que se esconde en las Lagunas de Montebello es una de las aves más bellas del planeta: el quetzal, aunque ahora difícilmente puede verse. También hay decenas de especies de mariposas, mamíferos, aves, reptiles y anfibios, lo que convierte al parque en una de las áreas naturales protegidas con mayor diversidad. La fauna endémica corresponde hasta 4% de la riqueza total estimada del país.

Además de animales, en el parque se han identificado 35 variedades de orquídeas salvajes.

El estado, con sus múltiples ecosistemas, es uno de los más diversos del país y en pocos minutos su clima, vegetación y fauna puede cambiar por completo: del calor húmedo y selvático al frío neblinoso del bosque.

(TIP DE VIAJE)

  • Si visitas el estado entre noviembre y marzo, lleva ropa abrigadora pues en menos de 60 km el clima puede cambiar por Resultado de imagen para chiapascompleto: de Tuxtla Gutiérrez a San Cristóbal de las Casas hay tres suéteres de diferencia.
  • Si viajas a las Lagunas de Montebello, lleva tu pasaporte y aprovecha la oportunidad de atravesar la frontera con Guatemala y conocer las zonas cercanas de ese otro país.

De Tuxtla a Comitán, ¿dónde descansar?

Una de las maravillas de viajar es descansar en lugares completamente distintos a nuestro entorno diario.

En un recorrido por Chiapas hay dos hoteles boutique, íntimos y con personalidad que vale la pena conocer.

En San Cristóbal de las Casas, cerca de la zona centro, pero suficientemente lejos del bullicio diario, hay una pequeña puerta de madera que al abrirse deja al descubierto un lugar que equilibra un diseño industrial fresco con elementos chiapanecos llenos de color.

El Hotel B¨O (su nombre significa agua) ha ganado distintos reconocimientos por su diseño, hecho por el arquitecto Jorge Medina.

LUM, que significa tierra en tzotzil, es el restaurante del lugar y su menú cambia con la temporada pues todos los ingredientes que se utilizan son locales.

Más hacia el sur, en el municipio de Comitán de Domínguez, hay un pequeño hotel de ocho habitaciones que destaca: Casa Delina es un conjunto de obras artísticas.

Mauricio Guillén, el propietario, heredó la casa de su abuela, un edificio de 1851 que estaba a punto de derrumbarse, y poco a poco fue remodelando las habitaciones, cada una con un diseño distinto en el que artistas de diferentes países dejaron su huella.

El hotel está en la zona centro de la ciudad y tiene una pequeña sala de cine donde por las noches se proyectan películas.

El shoping también se vale

Chiapas es una tentación para los amantes de las artesanías mexicanas de buena calidad.

En cada región del estado se pueden encontrar distintas piezas hechas a mano: desde blusas bordadas, hasta joyas, juguetes, tapetes o adornos.

La oferta es tan vasta que, si lo deseas, también se puede hacer una ruta de artesanías por el estado.

Chiapa de Corzo es un gran inicio: el pueblo es la antesala al Cañón del Sumidero, una de las maravillas naturales más bellas del estado que está a menos de 20 kilómetros de Tuxtla Gutiérrez y el aeropuerto del estado, y donde producen artículos de madera pintados a mano con una técnica llamada laca, para la cual se requieren pinceles de pelo de gato que ayudan a lograr los detalles más finos.

Generalmente se utiliza óleo, un material introducido por los españoles, pero originalmente los colores intensos se obtenían de la arena del lugar, algunas plantas y distintos insectos.

La siguiente parada es, por supuesto, San Cristóbal de las Casas, y aquí se pueden pasar días visitando tianguis, casas de artesanos, galerías, joyerías y hasta museos.

A esta ciudad, que durante toda la colonia y hasta 1892 fue la capital de Chiapas, llegan artesanos de todo el estado e incluso de Guatemala.

Entre los productos que más destacan es la joyería de ámbar extraído de las minas de Simojovel, un pueblo al norte del estado. En la ciudad está el Museo del Ámbar, donde te enseñan desde cómo se obtiene hasta cómo reconocer una pieza real de una falsa.

Yendo hacia el sur, en Amatenango del Valle se fabrica alfarería fina.

La historia de las piezas de barro es especial: una vez al año, en temporada de lluvia, las mujeres caminan hacia un lugar cerca del pueblo donde pueden obtener una arcilla especial y el color negro de la pintura se obtiene de piedras molidas.

Todas las piezas son moldeadas a mano por las mujeres y su técnica ha pasado de generación en generación.

En la tienda comunitaria, llamada La Nueva Estrella, los visitantes pueden aprender de todo el proceso de fabricación.

(TIPS DE VIAJE)

  • Lleva suficiente espacio en tu maleta. Con la cantidad de artesanías que hay,
  • regresarás cargando varios kilos extra.
  • ¡Que no te engañen con el ámbar! Antes de adquirir cualquier pieza, pide a los vendedores que la pongan bajo luz negra, si adquiere un intenso color azul fosforescente, el ámbar es real. Si no, mejor busca otro sitio.
  • Si buscas textiles y accesorios accesibles para tu bolsillo, lo mejor es ir al mercado de las artesanías de la Plaza de Santo Domingo.
  • Imagen relacionada

Información de Contacto

LUVAN MAGAZINE

Datos de Contacto