Электроинструмент Makita по низким ценам
knee surgery

Lecciones de vida que aprendimos de Mulán

mulan 1

“Mulán” debutó en los cines en 1998 y llegó para romper el estereotipo de “princesas” y de “damisela en peligro” que venía manejando Disney. Considerada como el ejemplo perfecto de feminismo, esta heroína (que salva a China en la película) nos ha alentado (tanto a niños como a adultos) a creer que nada es imposible y que nuestro género nunca debe impedirnos alcanzar nuestros sueños y el éxito. Para celebrar sus veinte años y que una nueva versión está en proceso de filmación, aquí les dejamos algunas lecciones de vida muy importantes que nos dejó esta maravillosa cinta.

1. Eres más fuerte de lo que crees

Mulan 2

Aunque parece más una frase sacada de Winnie the Pooh, en realidad Mulán es la encargada de demostrarlo durante las escenas del campo de entrenamiento. Justo cuando ella pensaba rendirse por el duro entrenamiento y el bullying de sus compañeros, terminó salvando la vida del general y se convirtió en la guerrera más hábil de su escuadrón. Les demostró a todos, pero sobre todo a ella misma que es fuerte, porque la fuerza se las arregla para salir incluso en los momentos más oscuros y difíciles. Mulán nos enseña a perseverar en tiempos difíciles y nunca darnos por vencido.

2. Los roles de género no importan

Mulan 3

Mulán no solamente hizo algo que se supone ninguna mujer debería hacer en aquella época y país, sino que, además lo hizo impresionantemente. Pero también nos enseña  a ver más allá de la superficie y a no permitir que las limitaciones nos detengan: ¿quién dijo que un pequeño dragoncito no podía convertirla en guerrera? O ¿qué una mujer no puede salvar al mundo? Esta película nos recuerda que los roles de género no son más que reglas obtusas inventadas por la sociedad y que la determinación y la perseverancia son las claves del éxito.  

3. Tu familia es lo más importante

Mulan 4

Como buena película de Disney, la familia es uno de los temas centrales. Mulán literalmente arriesgó su vida y se coló en el ejército disfrazada de hombre para salvar la vida de su padre. Sabía que la pena por ese "crimen" era la muerte, pero lo hizo de todos modos. Su eterna devoción y valor hacia su padre y su bienestar (además de pelear por toda su familia y traer honor), es inspirador y memorable.

4. Sé creativo y piensa “fuera de la caja”

mulan 5

En la escena de la batalla en la montaña, el ejército huno ataca al escuadrón de Mulán, pero ellos solo tienen un cohete que no es suficiente. Sin embargo, nuestra heroína maneja de forma innovadora esta crisis agarrando el cohete y disparándolo a una montaña cercana, causando una avalancha que sepulta a todo el ejército huno. Del mismo modo, no debemos permitir que nuestras limitaciones dicten lo que podemos o no podemos hacer. En ciertas situaciones, un poco de optimismo y pensamiento creativo pueden ayudarnos a salir adelante.

5. La valentía abre puertas a las oportunidades

mulan 6

En la famosa escena de la transformación (donde Mulán corta su cabello y se pone la armadura de su padre), lejos de mostrar a alguien como ansiosa por salir y luchar, lo que en realidad muestra es cómo una joven valiente asume una gran tarea que potencialmente podría haberle costado la vida, por amor a su padre. Este acto de valentía no solo la lleva a encontrar al hombre de sus sueños y muy buenos amigos, sino que además juega un papel crucial para salvar a su país y honrar a su familia. En la vida, a veces todo lo que necesitamos es un poco de valentía para dar ese paso y actuar sobre las cosas en las que creemos, y tal vez las puertas que habían estado cerradas, puedan abrirse.

6. Todo sucede a su tiempo

mulan 7a

Fa Zhou (el papá de Mulán) tenía mucha razón cuando dijo que a veces las flores más bellas son las últimas en florecer. Todo tiene su momento y todo sucederá cuando sea tiempo de que suceda.

mulan 8

Además de ser todo un clásico de Disney, con un increíble soundtrack, frases inspiradoras y una película con mucho girl power, Mulán da fe a una de las creencias más profundas, más importantes y más ad hoc para estos tiempos que estamos viviendo: la creencia de que todos somos iguales y debemos ser tratados como tales. Que somos capaces de cualquier cosa y nadie merece nunca decirnos que no.