Электроинструмент Makita по низким ценам
knee surgery

Wonder

“Extraordinario” se llama en México.

Resultado de imagen para wonder movie

La película está basada en el libro homónimo escrito por Raquel Palacio. Auggie Pullman, (Jacob Tremblay) es un niño que al nacer tuvo que ser intervenido quirúrgicamente, pues nació con varias complicaciones y al pasar los años tuvo que seguir visitando el quirófano para poder respirar, escuchar, ver y hablar con normalidad; estas intervenciones le dejaron muchas marcas en el rostro y tiene una apariencia peculiar. Por miedo al rechazo, sus padres deciden educarlo en casa hasta que llegan a la cuenta de que debe integrarse a una escuela común para poder socializar, pues entre más pase el tiempo, más complicado será el proceso de adaptación.

Auggie, con un casco de astronauta, nos cuenta desde el principio el temor y la emoción que tiene por ser parte de una escuela. Él ya sabe lo que es ser observado con desagrado y miedo, él es consciente de que su rostro no es algo que la gente acostumbre a ver, de hecho, Auggie prefiere evitar ver esas miradas y aprendió a conocer a la gente a través de sus zapatos. Las lecciones en su casa impartidas por su madre (Julia Roberts) no han sido sencillas, por ello en sus primeras clases sobresale por sus conocimientos más que por su apariencia; su padre (Owen Wilson) le aconseja no levantar la mano todas las veces que sepa la respuesta –excepto en ciencias-; y su hermana ha tenido que comerse sus problemas porque sabe lo delicado y Resultado de imagen para wonder moviecomplicado que ha sido para todos llevar una vida “normal” después del pequeño astronauta. La escuela no es sencilla para alguien que luce así. Si en el día a día podemos observar cómo se hacen burlas por rasgos como la estatura, la talla, algún color de piel o cabello o simplemente por la ropa que se usa, al ser tan diferente este pequeño, todas esas posibles burlas y desdenes se desorbitan tanto como la imaginación de nuestro personaje necesita para mantenerse estable. “Si Chewbacca llegara a esta escuela también se quedarían mirando” se dice a sí mismo para justificar a aquellos que no se preocupan en pensar cómo se siente ese niño.

El eje central es así, conmovedor y taquillero, de una u otra forma logras identificarte con el gracioso Auggie, ese pequeño que prefiere, ante todas las celebraciones, el Halloween (y no precisamente por los dulces). Las actuaciones principales son excelentes y emotivas, el niño Jacob Tremblay ya lo había hecho en The Room; lo malo son aquellos personajes secundarios como los papás de un niño abusador o sus demás compañeritos de escuela que le quitan mucho valor. Además, en un intento por explicarnos lo que pasa alrededor de una situación  tan peculiar, caen en ciertos espacios grises que no interesan tanto y quisieras que ya regresen a la trama principal, sin embargo funciona. Es de esas películas que puedes ir a ver con toda la familia, con tu pareja o solo y todos disfrutan.