VORAZ (RAW)

Resultado de imagen para raw MOVIE
 
Escrito Por: José Luis Villaseñor
 
Voraz: nada de lo esperado Película belga-francesa del 2016 que prometía ser incómoda, audaz, diferente. La expectativa era alta y el público engañado con falsas declaraciones "Las salas empezaron a vaciarse por nauseas", "La película causó desmayos" y muchos más comentarios que elevaban el film a un nivel gore envidiado por Holocausto canibal.
 
La realidad es otra, es cierto que pieza central de la historia es el canibalismo de la protagonista, las provocaciones causadas con imágenes o teasers escandalosos le hacen justicia al resultado final; pero en el fondo nos presentan algo mucho más complejo e interesante. Les platico un poco de qué va: Una joven está por ingresar a la escuela de veterinaria siguiendo los pasos de su padre, madre y hermana, que, como ella, son estrictamente vegetarianos; en la escuela le esperan su hermana, un roomie homosexual que se convertiría en gran amigo suyo y un grupo de alumnos avanzados que hacen novatadas muy poco convencionales; en una de estas iniciaciones y con el afán de encajar con el resto del alumnado come una parte de conejo cruda, ésta le causa una reacción que se presumía alérgica y desata extraños deseos en la protagonista.
 
Lo sé, suena extraña o tonta; pero en el fondo podemos interpretar varias metáforas. La necesidad de aceptación en entornos nuevos, de ser parte de un grupo social con el que estarás un lapso importante por un lado; por otro lado la directora ejemplifica el deseo carnal de una manera salvaje, haciendo que la vegetariana se excite a tal grado de querer comerse lo que tiene en frente o encima; y por otro lado nos platica en subtexto los miedos que los padres tienen sobre nosotros, las amarras con miedo fundado que se nos ponen por miedos ajenos y desembocan en extrapolaciones de culpabilidad. Las escenas son pesadas, no nauseabundas, pero sí incómodas y la música juega un papel importante en las sensaciones que buscan. Se exagera en la mayoría de las situaciones, pero es necesario.
 
Al encenderse las luces en la sala pude escuchar susurros de inconformidad, de decepción, pude notar gestos confusos y no por lo complicado de la trama -al final se justifica con claridad el actuar de cada personaje- más bien se sentían así por que esperaban ver algo similar a SAW. Yo al contrario, agradezco las falsas expectativas.

 

FAST & FURIOUS 8

 

Resultado de imagen para fast & furious 8

Escrito Por José Luis Villaseñor

Ya no hablamos de Brian O’Conner y Dominic Toretto jugando carreras clandestinas. Ya no es un agente encubierto tratando de desenmascarar el negocio de las justas ilegales, los robos de camiones de mercancía y demás temas afines; que termina enamorándose de la hermana del líder de la pandilla, convirtiéndose en parte de la “familia”. No, todo se extrapolo de tal manera que las carreras son secundarias y parecen mostrarnos a estos expertos en el volante como auténticos superhéroes. La evolución de los personajes es directamente proporcional al aumento del presupuesto de la saga que nos promete dos entregas más. Por lo anterior no quiero decir que sea mejor conforme avanza cada película, más bien me refiero a que es absurda la manera en que manejan al que era un simple organizador de carreras con ciertos conocimientos tecnológicos, para ser un hacker pretendido por el gobierno, por mencionar a alguno (Ludacris).

Resultado de imagen para fast & furious 8

A todo gas se fue esta película de su primera propuesta. Ahora podemos ver a Toretto desarmando autos sólo con las manos; manejando chatarras en reversa, incendiándose por las calles de Cuba y, claro, ganando. O a Luke Hobes (The Rock) redirigiendo un torpedo de un submarino ruso, sobre aguas congeladas, en un auto en movimiento… con las manos. Es tan absurda que funciona; no se toma en serio a sí misma y eso la hace entretenida. Seamos sinceros; al entrar a ver la octava cinta de Rápidos y Furiosos ya sabemos a qué nos vamos a enfrentar. Por lo menos se toman las escenas de acción muy en serio y aprovechan esos  250 millones de dólares de presupuesto en destrucción sin sentido (sí, 250 millones). Los diálogos son malos, con chistes algo tontos. Las actuaciones, pese que cuentan con un buen elenco, son nada rescatables y la mayoría de las situaciones son predecibles, sin embargo hasta el mismísimo Michael Bay (Transformers) estaría orgulloso del ruido, del desorden, de lo inverosímil del guión.

Si son fans de la saga, no se la pueden perder. Y si no, vayan a divertirse un rato, siéntense con sus palomitas, pónganse en neutral y déjense llevar. Que si algo tiene este filme es que es cuantimás entretenido.

UN JEFE EN PAÑALES ( THE BOSS BABY)

Resultado de imagen para JEFE EN PAÑALES

Escrito Por José Luis Villaseñor

Es la nueva apúesta de DreamWorks para competir en animación con Disney-Pixar y, para ser honesto, no es la mejor propuesta para desbancar al gigante (que dista de tener su mejor momento).

The Boss Baby es divertida, el elenco para las voces originales es envidiable; Alec Baldwin y Tobey Maguire son suficiente para pensar que el proyecto promete. Y es así, al ver el trailer parece que la película será muy entretenida, con muy buenos chistes y propositiva en la animación, pero resulta ser poco más de lo que vimos en el avance, podría funcionar mejor como cortometraje que como metraje de casi 2 horas. No me malinterpreten, no es mala, sin embargo no es tan novedosa.

Les platico un poco de qué va: un bebe llega a una nueva familia casi por arte de magia, el “hermano” mayor se siente usurpado, no le gusta compartir el cariño y tiempo de sus padres con el nuevo integrante que siempre va vestido de traje y corbata (eso es muy lindo); poco a poco se nos van revelando las intenciones del bebe que no llegó por azar a esa familia en particular; en ese proceso el mayor se entera de sus planes, pero le resulta ridiculo entregarlo y prefiere tratar de deshacerse de él. Al ver frustrado sus intentos deciden ambos coolaborar para ganar cada quien lo que busca.

Está llena de esos momentos que dan ternura -como cuando ves un video de un perrito comiendo un platano o a un bebe riendo mientras lo bañan-, es por eso que tiene ciertas fallas, se preocupan más por llenar de escenas que causen esa reacción que por dar solidez a la historia. Si el estudio fundado por Steven Spielberg ya nos ha traído grandes propuestas como “Cómo entrenar a tu Dragón” o “El Dorado”, incluso la primer entrega de “Shrek” uno esperaría que siguieran esa linea. Probablemente está más bien dirigida para un público menor a los 10 años y por eso es tan digerible; asi que… Si tienen que cuidar a sus sobrinos o sólo quieren pasar un agradable rato con una película sencilla y tierna, ésta es una buena opción. 

 

¡ NO TE PIERDAS TRAINSPOTTING 2!

Imagen relacionada

Escrito Por: José Luis Villaseñor

La primera se estrenó en 1996, dirigida por Danny Boyle (Trance, Steve Jobs, Slumdog Millionaire, etc.) y si no la han visto éste es buen momento para abrir Netflix y gozar de poco más de hora y media con canciones geniales, un guión interesante y muchas libertades a la hora de contarnos una historia; la historia de unos jóvenes junkies, extrañamente amigos con tantas diferencias como las tienen un grupo de desconocidos. El vivir en la misma ciudad –Edimburgo, Escocia- los hace relacionarse y tratar de superar de diferentes maneras el desempleo. Robar, extorsionar, fraudar son algunas de las cosas que harán juntos para poder llevar una vida con adicciones propias que van desde la heroína, hasta el alcohol o la violencia misma. Con una visión punk muy  de la época y la zona geográfica, resulta visualmente interesante. Resaltan críticas sociales, casi filosóficas entre todo el descontrol y humor ácido que nos va narrando Mark Renton (Ewan McGregor).

Si me hicieron caso o ya la habían visto y les gustó la primera parte, la segunda será más que cumplidora. Los años que pasaron entre nosotros pasaron de igual manera entre los personajes, un reencuentro inesperado, con resentimientos y cuentas pendientes, decisiones llenas del mismo propósito de aquellos jóvenes: escapar. Es cierto que no propone muchas cosas nuevas Danny Boyle en esta segunda entrega, juega más con la melancolía, con el recuerdo y las ganas de volver a ver espacios, momentos y a la pandilla. La música sigue siendo parte importante de las escenas. Los diálogos me parecen mucho más que interesantes y reflexivos, poniéndose en el lugar adecuado de acuerdo a la madurez de los personajes y el contexto de temporalidad, con problemas reales muy bien descritos; “Choose Life” es una de las mejores escenas de toda la película. Ahora que, si pretenden ver Trainspotting 2 sin haber visto la 1, dudo mucho que tenga un impacto tan positivo, sobre todo por la emoción de ver una secuela dirigida y actuada por los mismos que nos impresionaron hace tantos años.

Aún está en algunas salas, así que corran a verla al cine.

 

SABOR A MIEL

Recomendación netflix

Resultado de imagen para the secret life of bees

En Carolina del Sur, en el año 1964, Lily Owens, una niña de 14 años, decide escapar de la problemática relación que tiene con su padre huyendo de su casa junto a su cuidadora y única amiga, para terminar en un pequeño pueblecito que guarda el secreto del pasado de su madre. Allí son acogidas por tres excéntricas hermanas apicultoras.

GÉNEROS Drama

 

Boletin de noticias