YT Peak - шаблон joomla Joomla

7 Maneras de detectar si tu hijo está en depresión, ¡CUIDADO!

depresion infantil edad hijo 300x380

 Cuando los niños son pequeños, los padres están acostumbrados a involucrarse y rescatarlos cuando necesitan ayuda. A medida que sus hijos se hacen mayores y que sus problemas se vuelven más complejos, hay que hacer la transición hacia un papel de apoyo, y a veces eso puede resultar difícil. Esto es especialmente cierto con los adolescentes que están luchando con la depresión. Necesitan ayuda para mejorar, pero primero tienen que querer esa ayuda.

Publicado en LV-Equilibrium

Continuar leyendo

ALCANZA LA TRANQUILIDAD EN TU VIDA DIARIA

EQUILIBRIUM

Presta atención solamente a aquellas cosas que te dan energía positiva.
Hoy en día tenemos muchísimos estímulos constantemente y es muy fácil distraernos con cosas superficiales que en realidad no nos aportan nada más que pérdida de tiempo.

Publicado en LV-Equilibrium

Continuar leyendo

Energía y armonía entre padres e hijos

madre hablando con su hijo

Psicóloga Lizette Cadena D.
Maestría en Psicoterapia Gestalt.
Maestría en Sexualidad Humana.
Tanatóloga.

Un sueño de todo padre y una realidad de pocas familias

¿Por qué es tan difícil mantener la armonía entre padres e hijos?

Mucho se habla sobre el difícil vínculo entre padres e hijos, y es que a decir verdad la relación entre ellos implica una serie de acontecimientos para considerar; lo primero es que debemos entender que el ser padre no significa que tú sabes con exactitud lo que pasa con tu hijo, es difícil entender para los padres que un hijo es un ser humano individual e independiente que tiene la capacidad (sin discriminar la edad) de pensar, sentir y actuar por sí mismo.

Publicado en LV-Equilibrium

Continuar leyendo

La crisis de los 40 en los hombres; ¿cómo afecta en la pareja?

40

Por: Jorge A. Bonifaz

Muchas veces hemos escuchado hablar de “la crisis de los 40”, también llamada “crisis de la mediana edad”; tomándolo en muchos casos como burla o mofa, cuando nos dirigimos a alguien entre los 40 y 50 años que tiene un comportamiento atípico queriendo aparentar que es un joven veinteañero; en muchas ocasiones les llegamos a decir: “estás en tu mid-life crisis”.

¿Mito o realidad?; está demostrado que durante las diferentes etapas de la vida existen cambios fisiológicos y hormonales en los seres humanos los cuales se reflejan en cambios de conducta; es bien sabido y comentado que cuando los seres humanos dejamos la niñez para convertirnos en adolescentes, existen cambios significativos tanto en nuestro cuerpo como en nuestra conducta, lo mismo sucede durante esta etapa de la vida.

En esta etapa se sufren cambios que hacen que se modifique el sentir y el actuar tanto de hombres como de mujeres, afectando como nos comportamos y nos relacionamos con los demás.

Al llegar el hombre a los 40 puede enfrentar esta crisis, algunos de los síntomas pueden ser la necesidad de sentirse jóvenes nuevamente, de ahí el deseo de experimentar aventuras diferentes que se han disipado a raíz de los años, muchas veces derivado de cambios hormonales o de la gran cantidad de estrés derivado de las responsabilidades del trabajo y del hogar.

Al tener la necesidad de sentirse jóvenes nuevamente y de hacer cosas que por mucho tiempo dejaron de hacer, buscando una felicidad que no sienten en ese momento, pueden caer en algunas de las siguientes circunstancias:

  • La necesidad de practicar deportes extremos, como escalar, correr maratones, nadar en mar abierto, entre otros.

  • Llamar la atención de los demás cambiando su forma peinarse, arreglarse y su forma de vestir. Además, comprarse un automóvil o una motociclista llamativa para no pasar desapercibidos por los demás, en lo particular por el sexo femenino.

  • Pueden sentir la necesidad de conquistar mujeres mucho más jóvenes que ellos, cometiendo en algunos casos infidelidad.

  • En otros casos necesitan mucho la atención de su pareja, quieren que la esposa los esté consintiendo demasiado y reconociendo todos los atributos que le reconocía antes, les gusta que les digan que son atractivos, inteligentes; en fin, que son las personas que más admiran en esta vida.

En muchos casos los hombres no comunican que es lo que les está pasando a su pareja, afectando eso la relación que tienen entre ellos, ya que al no involucrarla tendrán algunas necesidades que tratarán de satisfacer de manera individual o con otras personas, pudiendo caer en pleitos, infidelidades o inclusive el divorcio.

Por eso es muy importante que el hombre que está pasando por esto comunique a su pareja lo que está viviendo y se pongan de acuerdo para poder encontrar la solución como pareja, ayuda profesional de un psicólogo o un terapeuta familiar.

401

¿Cómo superar la crisis?

Algunas medidas que los hombres pueden tomar para prevenir o combatir las etapas conflictivas de la crisis de los 40 en la pareja son:

  • Hacerse responsables de su sentir y de su comportamiento, el hombre debe afrontar las diferentes etapas de su vida con responsabilidad, sin culpar a nadie de lo que le pasa.

  • Buscar apoyo de su pareja, comunicándole lo que siente y necesita, y darle la oportunidad que lo entienda y lo vaya apoyando de manera paulatina. Así mismo debe hablarlo con los diferentes miembros de la familia o amigos que puedan ayudarlo a salir delante de esta crisis.

  • Buscar apoyo de un profesional de la conducta como un psicólogo, psiquiatra o inclusive de un médico en caso de ser necesario.

  • Realizar actividades que le den satisfacción pero que sean responsables y no le representen ningún riesgo.

  • Tener una actitud positiva, manteniendo el ánimo en todo momento, sabiendo que esta crisis, como otras tantas de la vida podrá sacarlas adelante.

Los problemas matrimoniales derivados de la crisis de los 40 deben ser atendidos para que no afecten tanto a la pareja, orillándolos a la separación. Es conveniente que los cónyuges se unan y luchen juntos para así salir adelante de esta crisis, conservando y fortaleciendo el matrimonio como base fundamental de la vida familiar.

 

Publicado en LV-Equilibrium

Estrés bueno y estrés malo

estres

Por: Dra. Paola de la Garza A.

Vivimos un momento en el cual estar constantemente estresado está bien, refleja productividad, distinción y éxito... 

Paradójicamente, a diario  se publican artículos y nuevos posts de cómo evitar el estrés, como huir o escapar de él, dejándolo como el villano de la historia. 

El estrés es algo natural en el humano, existe por varias  razones y  si bien  está para  protegernos de las amenazas que enfrentamos en el día a día  del ambiente, también sabemos que puede ser la terrible consecuencia de ser workaholic. 

Ese estrés se considera malo por que se vuelve crónico, y altera el equilibrio que da salud. Es un correr de la amenaza todos los días, todo el tiempo. Provoca desorden interno:  elevación crónica de cortisol y por consiguiente altera los ejes hormonales haciendo que la insulina se mantenga elevada y la melatonina baja,  no nos deja dormir,  condiciona aumento de peso  a nivel abdominal principalmente,  y así sigue complicando y  escalando hasta un síndrome metabólico o un infarto. 

¡Un poco de estrés es como la sal y la pimienta, le pone adrenalina a la vida!  Por ejemplo, el estrés  del examen profesional que nos pone alertas para contestar correcto, el de correr contra reloj para cruzar la meta, el de dar el último aliento en la clase de pilates o de cyclo, ese es estrés del bueno,  funciona como fenómeno de homeorresis* .  ¿Recuerdas cómo se siente correr hasta quedarte sin aliento para después sentir como tu cuerpo recupera?

estres1

A diferencia del estrés crónico el estrés bueno es el que da tiempo para recuperarnos. 

¿Qué hacer? ¿Cómo balancearlo? yo creo en las agendas, si no se agenda lo más probable es que  no suceda. Claramente al día no le podemos sacar una hora extra entonces, vamos agendando tiempo para estos 5 pilares: 

  1. Ejercicio: diariamente, es parte de la vida. Mínimo 40 minutos. 

  2. Auto cuidado:  rutinas de higiene, alimentación, hobbies y apapacho. El tiempo que tú puedas o quieras. 

  3. Trabajo. 100% enfocado cuando estés ocupándote de este apartado, ¡adiós al multitasking! 

  4. Descanso: duerme la siesta de 20 minutos  y tus 6-8h diarias por la noche.  Toma tu tiempo de aburrimiento y relajación. 

  5. Esparcimiento: solo y con la familia.  Igual que el punto #2, tú designa cuánto.

 
estres2

Mi experiencia fue que cuando sobre-agendaba mi vida me la pasaba mal, corría todo el tiempo y de todas formas a todos les quedaba mal, a mi familia, amigos, a mi misma.  Ahora le destino tiempo a cada eventualidad y así me siento más serena. Estoy donde se supone que esté de acuerdo a la agenda que yo misma decidí. Por supuesto que hay días de imprevistos y uno se adapta y si no logra adaptarse vive el caos, así es la vida,  además ese estrés ocasional no hace daño ;) 

---------------------

Homeorresis: fenómenos de continuo cambio para lograr estabilidad.

Dra. Paola de la Garza A.

Especialista en Nutrición y Metabolismo

Instagram: buenoparavivir

Publicado en LV-Equilibrium