Simplemente no me gusta

77
 
Por: Michelle Figueroa
Géminis en CDMX
 
Ya viene esa fecha del año que todos decidimos amar u odiar y aunque depende mucho de
nuestro estado de ánimo o estatus sentimental para tomar una decisión, ése sentimiento está
presente. Angustia, tristeza, incluso depresión. Una palabra tan fuerte que es propiciada por una
era en donde el alejar está de moda, así que me gustaría proponerte un cambio de perspectiva.
 
Deprimirse ya no es una opción. Renovarse, sí.
 
En algún momento de nuestra vida TODOS hemos experimentado el rechazo en diversas facetas;
laboral, estudiantil o incluso el temido rechazo sentimental. Ése que emerge con la frase
“Simplemente no me gusta” y sus diversas variantes.
 
Una frase con la que nos podemos trasladar varios años atrás, incluso décadas; en donde el origen
de nuestros temores e inseguridades surge para marcar nuestra personalidad y la forma en la que
nos relacionamos con el amor.
 
Y es que nos han obligado a presentarnos como personas fuertes y que el verbo rendir no se
encuentre dentro de nuestro léxico. Que “el deber aceptar el resultado” es parte de crecer y de
 
ser mejores.
 
Una mejoría que haces por inercia; el redimirse hacia el rechazo con la máscara de valentía
mientras el corazón se encuentra compungido con la mirada cabizbaja.
 
Piensas mientras te reprochas: ¿Eso te pasa por enamorarte? Sabías que no era buena idea
expresar y verbalizar tus emociones. Pensamientos tan viciados y contraproducentes que poco a
poco te sumerge en una falta de libertad tan obvia y a la vez confusa en donde pierdes por
completo la plenitud de ser TÚ.
 
El mundo es el encargado de cruzarnos con eventos significativos y la vida de guardarlos pero el
amor propio es el único que nos abrirá la puerta hacia la permisividad de nuestros sentimientos.
Como diría Ru Paul: “Si no eres capaz de amarte a ti mismo, ¿cómo pretendes amar a alguien
más?”.
 
Por eso reinventemos San Valentín, con o sin pareja si tu corazón tiene ataduras y reproches al
momento de presentarte frente al espejo, no tienes derecho a decir que el amor no es para ti o es
una sensación demasiado poderosa que no puedes sostener sin desplomarte.
 
Sé fuerte, confróntate y ámate.
 
El cómo descubrir el enfrentamiento mente y corazón es sencillo pero imperceptible para aquellos
dispersos o ciegos a voluntad propia.
 
Científicamente cuando originas la sustancia dopamina te encuentras en el estado de mayor
felicidad pero como no contamos con un laboratorio a nuestra disposición que nos indique la
existencia de la sustancia en nuestro cuerpo, los ojos nos ayudarán a descifrarlo.
 
Esa ventana del alma que no podemos callar o ignorar. Míralos detenidamente y verás cómo en
cuestión de segundos tu corazón se abre y deja fluir todos los miedos, ira, reproches e
inseguridades, y con la capacidad que, créeme, todos tenemos, tu mente escuchará y tranquilizará
con las respuestas más acertadas que sólo el portador de la vivencia sabe cómo resolver. En otras
palabras: tú.
 
Por ello te invito que este día o el siguiente o la siguiente semana, tomes conciencia de todo lo
que en algún momento te has prohibido sentir y dejes que fluya. Total, el no ya lo tienes, ahora ve
por el sí.
 
Pdt: Sólo recuerda se fiel a ti mismo, sin dañar en demasía al tercero.
 
79

FANTASÍA Y EROTISMO

WhatsApp Image 2019 02 06 at 10.56.37 AM

Obra de arte por: Irene García.

Narrativa por: Violeta Franco 

Comprobé que la química existe cuando ansiaba conocer la voz del otro lado del teléfono, quedamos de vernos cuando cayera la noche. ¿La atracción intelectual existe? Había estado desolada en casa después de un accidente que impidió que siguiera mi vida normal, al menos por un tiempo.

 Cuando lo conocí, olía a ginebra y a cigarro. Tenía una sonrisa que incitaba; y una mirada cansada sin perder la sensualidad. En definitiva, ser sexy es cuestion de personalidad.

Cenamos sin pretensión, estábamos cansados de ella. Puedo contar las ocasiones que perdí el hilo de la plática por estar viéndolo. ¡Qué labios, qué pestañas tan largas, qué manos tan grandes y expresivas!

Deje de lado cualquier tapujo que hubiese tenido en el pasado; lo hice por mí.  Y qué decir de él, lleno de calma, como pez en el agua. Dejamos de pensar, comenzamos a unir las manos; después de varios tequilas, cualquiera pierde el pudor.

Cuando sentí sus labios sobre los míos, su aliento sobre mí, perdí cualquier recato. Respiró y se acercó a mi cuello, lo besó brevemente para trepar hasta mi oído. Ahí escuché un susurro de deseo. Nos besamos, no sé por cuantos minutos.

Sentí su mano sobre mi espalda, la recorrió varias veces, la temperatura de su piel generaba en mí insaciable excitación. Estaba sentado frente a mí, así que me levanté, puse las manos sobre el respaldo de su silla y me senté sobre él para sentir su sexo. ¡Qué maravilla! ¿Qué es más intrigante que imaginar en que acababa ese irreal  momento?

Me concentré en desabotonar su camisa y el en desabotonar la mía. En cuanto vio mi piel descubierta, comenzó a probar y morder como si no existiera otra cosa en este plano. Estrujo mis senos como si le provocaran ansiedad y mordió mis pezones con una actitud agridulce, ruda y tierna en una misma vez.

Fui presa de su rudeza, me dejó claro que se trataba de hacerme de él.

Que cuerpo tan perfectamente proporcionado. Que virilidad, que nalgas tan tersas, tan firmes. Que piernas tan inmensamente largas.

Subimos las escaleras, el iba dirigiendo el camino. Caímos en la cama, me desnudó de cuerpo y mente para probar mi sexo… para simplemente volverme loca.

Sentía de forma profunda que le gritaban mis entrañas. No quiero que esto termine. 

Me tomó por la espalda para poder apreciar el sudor de toda mi piel. Rodeó mi cintura con esas manos que son, en definitiva, lo mejor que he probado. Sentía su energía como un bimbalete, una montaña rusa, con movimientos aleatorios que hacían que olvidara mi nombre. Es indescriptible ser presa de un cazador furtivo.

Terminamos desnudos, vulnerables y abrazados. Jamás  sentí esa conexión con nadie. Me hizo alucinar que así pasaríamos mil y una noches, deseando cada parte de la piel, pero sobre todo esa idea libre de ser.

 g spot orgasm

Terapeuta: Juan Alberto Hernández. 

En esta columna hemos hablado sobre el papel de las fantasías dentro de la vivencia de la sexualidad y el erotismo. Por ejemplo se ha hipotetizado que entre más avanza una relación, el deseo va disminuyendo y allí fantasías tiene un papel muy importante.

Las investigaciones han podido demostrar que además de servir como un afrodisíaco, las fantasías sirven para contrarrestar los conflictos de la pareja.

Dentro de tantos beneficios que se obtienen es que el deseo, la satisfacción, la excitación y hasta la experiencia orgásmica se incrementan.

En ese sentido podemos considerar que las fantasías nos pueden servir para crear, y en diversos casos anticipar, algunas de las expectativas que pueden tener los demás sobre nosotros.

De esa manera, el hecho de fantasear nos facilita el ampliar nuestras diversas conductas erótico-sexuales, con nosotros mismos y con nuestra pareja.

Por eso mismo cuando tenemos una pareja o estamos en proceso de tenerla, el hecho de soñar despiertas fantaseando sobre el qué, cómo, cuándo y dónde de nuestros próximos encuentros, nos abre una puerta para descubrir que podemos explorar diversas opciones que antes, quizá por falta de práctica o desconocimiento, no hemos llevado a cabo.

Quizá convenga decirte que si estás fantaseando con un encuentro con alguien que tiene igual o más experiencia que tú, recuerda que el punto clave es disfrutar. Por eso mismo puedes comenzar dando señales o pistas que vayan preparando la cita, al mismo tiempo que tú también te preparas para disfrutar y descubrir. Conocerte te permitirá identificar lo que estás dispuesta a hacer, lo que puedes intentar y aquello que definitivamente te incomoda o va contra tus principios. Y recuerda que como en todo viaje, el primer paso es el más importante.

Para leer más: Birnbaum, G. E., Kanat-Maymon, Y., Mizrahi, M., Recanati, M., & Orr, R. (2018). What fantasies can do to your relationship: The effects of sexual fantasies on couple interactions.Personality and Social Psychology Bulletin, , 14616721878961. doi:10.1177/0146167218789611

EL EX QUE NUNCA SE FUE

superado

Géminis en CDMX
Michelle Figueroa

EL EX QUE NUNCA SE FUE

Pensé que era cliché cuando una amiga me comentaba dentro de nuestras conversaciones interminables más una taza de café: “Cada que me encuentro en una relación sana y estable tiene que aparecer él”. Me pregunté por un segundo y lo analicé al mismo tiempo que le comentaba: ¿No es más bien que nunca lo dejaste ir? Me miró, frunció el ceño y reímos. Y es que no lo crees hasta que te sucede.

Después de varios años de relaciones fallidas, de contactos en el móvil agregados con el alías amor, corazón o cualquier apodo mega romántico, llego él: el indicado; que después de mil filtros y diez pruebas extensas se ganó un lugar dentro de mi mundo y mi adorada rutina.

Decidí que era momento de dejarme llevar, de dejar que me enamorarán y apapacharán, por qué la verdad añoraba ese sentimiento auténtico. Los días pasaron y esa sensación no desistía, al contrario crecía como enredadera salvaje, inmiscuyéndose como un pensamiento constante durante todas mis actividades.

El hecho fue tal que hasta “se me subió lo guapo”. Rubor en las mejillas, ojos cristalinos y sonrisas interminables eran parte de la vestimenta de todos mis días (gracias dopamina).

Pero fue un martes por la noche que el hecho ocurrió, la pantalla negra de mi celular se iluminó y de pronto su nombre; hacía años de su desaparición en mi memoria y de pronto volvía todo aquél sentimiento. Este personaje implicó mucho aprendizaje amoroso y decepciones fuertes, me enseñó el comprender y aprender a respetar la esencia de una persona a base de desprendimiento.

Por un momento dudé en abrir el mensaje, ¿qué podría agregar ahora en mi vida ésta persona? Y fue así que como buena chica géminis: la curiosidad mató al gato, y abrí la conversación. Una imagen de hace cinco años con un: ¿recuerdas eso? No era cualquier suceso, el hecho era especial y el remordimiento más.

¿Fue lo adecuado? Me pregunté a mi misma. Dicen que la distancia pone a cada quien en su lugar pero el destino es punto y aparte. Se construye o se deconstruye.

Un resumen rápido de mi historia con él: Amor universitario, muchos amigos en común, celos inmaduros, indiferencia, desgaste emocional y caos.

Sí tú que me estás leyendo te ves reflejada en esta definición, para en seco. Puede parecer que nunca encuentras la salida o que es parte de pero no es así.

Recuerdo la primera vez que vi “Las ventajas de ser invisible” (esa película de trama adolescente pero con un mensaje muy maduro) quedó guardado en mi mente una línea: “Todos aceptamos el amor que creemos merecer”. Y es que en universidad sale a flote nuestro lado rebelde, caprichoso y obsesivo, con ello la dependencia emocional es más factible y el estancarse en relaciones tóxicas es el pan nuestro de cada día.

Pero ¿a qué viene todo este choro por un simple mensaje? Los amores de tu vida no se olvidan, nunca se olvidarán. La cuestión aquí es aprender a desprenderte de emociones, agradecer los momentos vividos y caminar en dirección positiva.

No sé cuál sea el motivo cósmico que efectúa a favor de la incógnita “ex de regreso” creo más bien en las pruebas que tú misma vas atrayendo. A mí me sucedió y sé que al igual que muchas otras chicas, lo tomé, lo procesé y lo digerí para únicamente dejar lo nutritivo de esa relación: crecer y dejar ir lo que ya fue.

 Relaciones a distancia 10

 

Hola al novio en turno, adiós (otra vez) amiga

tumblr mzmd9fnXsG1sbg8gao1 r1 400

GÉMINIS EN CDMX

Por: Michelle Figueroa @michellemiff

 

Porque todas conocemos una amiga así. La que constantemente desaparece al inicio de cada nueva relación y sólo regresa cuando esta termina.

 

Siempre pasa ¿no? Me decía a mí misma para mediar mi coraje y decepción al enterarme que otra vez “mi mejor amiga” (sí, en comillas) me sustituía por alguien de cromosoma XY.

No me lo tomen a mal, no soy del tipo de personas obsesivas-aprensivas sino que simplemente es triste descubrir la poca importancia que puede otorgarse entre una y otra cosa, y lo desequilibrado que pueden estar ambos lados de la balanza.

Explicándome un poco más: amistad significa cercanía, unión y empatía; y me entristecía analizar que ese sentimiento estaba desapareciendo sobre todo el primero.

La relación se estaba oxidando, la distancia, los distintos gustos, el trabajo pero sobre todo: la indiferencia. Alejaban de sobremanera el afecto.

Y aunque para llegar a este punto tuvieron que pasar sucesos relevantes y desagradables que a manera de reiteración sembraban en nuestra relación distanciamiento, decidí luchar una vez más.

Ya que no siempre fue así. Días universitarios de inmensas conversaciones cargadas de acertados consejos y risas explota intestinos, quedan como memorias de una bella amistad...

Avoid Being a Third Wheel Step 7

Hasta que se hizo presente la obvia apatía. Se descubre cuando surge el mínimo interés por querer estar del interlocutor cuando más necesitas apoyo moral, hablar o simplemente que escuchen lo que tienes para decir.

En está agridulce historia la tecnología del siglo XXI ningún apoyo agregado tiene, es nula, inexistente para mantener relaciones amistosas con personas del perfil anteriormente detallado.

Tomo un segundo y analizo. ¿Es posible que los cambios personales conlleven el encuentro con nuevas personas y el adiós de otras? Pero este adiós dolía.

La pérdida de una amiga es triste, no declaro guerra femenina, porque no lo es (me molesta en demasía que encasillen los sentimientos en estereotipos), es la despedida que debes de realizar por salud emocional.

Sé que mil excusas o pretextos pueden ser expresados y salir a la luz con motivo de defensa. No es cortés no reconocer los errores (ajenos o propios); si en tu caso, lectora, eres la amiga que detallo en este relato, un consejo que puede ser adecuado es: salir con tu(s) amiga(s) y fortalecer nuevamente la relación.

No permitas que tus relaciones amorosas se conviertan en un círculo vicioso potente, repetitivo y muy usado, el amor no debe encasillarte en el mundo de tu pareja.

Porque ¿a quién tendrás después para comer palomitas mientras resuelven el mundo?

Frases de mejores amigas

 

Sexo en el frío

¿QUÉ HACER CUANDO LA TEMPERATURA BAJA? 

IMG 20181107 193605

Obra de arte por: Irene García.

Texto por: Juán Alberto Hernández, Terapeuta.

Una de las formas más comunes de prácticas eróticas es aquella donde las personas buscan un lugar para disfrutar y descansar para realizarlas, quizá por eso en varios medios de comunicación hemos visto que el modelo más común es aquel donde la playa se elige como un emblema y hasta hemos escuchado más de alguna vez que en el mar la vida es más sabrosa.

Sin embargo, hoy te planteo otra alternativa: el sexo en el frío. Antes que nada es conveniente tomar en cuenta que como en cualquier lugar, se vuelve significativo el hecho de que puedas prepararte para un encuentro en esas características puesto que tu cuerpo requiere que estés en condiciones óptimas para hacerlo, recuerda que entre más baja sea la temperatura, tu cuerpo tendrá que hacer un mayor esfuerzo para conservar el calor y eso puede traer como consecuencia que estés más preocupada por no tener frío que por disfrutar.

Quizá por ello, otra alternativa es que busques un punto donde el frío se haga presente y al mismo tiempo te permita disfrutar de un encuentro erótico, para ello es conveniente que estés en un lugar que puedas regular los elementos del clima, es por eso que las prácticas a la intemperie, tienen su dosis de aventura pero pueden volverse complicadas y contra productivas para dejar de ser algo disfrutable y volverse sufrible.

Sin embargo, si encuentras otro espacio, tal vez una cabaña o un cobertizo, es conveniente que acomodes y adaptes el lugar a tus necesidades, incluye un toque personal para que te sientas cómoda y que el frío sea parte de la decoración y no una preocupación.

Ahora que continuamente estamos escuchando sobre el tema del calentamiento global, implica para todas nosotras, además de aprender a cuidar el planeta, la necesidad de adaptarnos a ambientes más cambiantes, lo cual también lleva a que podamos tener mayor flexibilidad dentro de nuestras conductas tal como nuestros antepasados también lo hicieron.

Para leer más: Angulo, J., Eguizabal, J., & García, M. (2008). Sexualidad y erotismo en la prehistoria.Revista Internacional De Andrología, 6(2), 127-139. doi:10.1016/S1698-031X(08)75681-4

Información de Contacto

LUVAN MAGAZINE

Datos de Contacto